Receta de patatas con cebolla al horno

11

La preparación de comidas al horno es una opción muy saludable, que además ayuda ahorrar tiempo en la cocina. La mayoría de las recetas horneadas pueden prepararse con anticipación y luego recalentarse. Este es el caso de esta receta de patatas con cebolla al horno.

Junto con el arroz, las patatas son la guarnición más utilizada a la hora de comer. Son versátiles y tienen muchas formas de cocinarse: sancochadas, asadas, en puré, al gratén, etc. La patata puede prepararse en sopas, cremas, guisos…e incluso postres.

Este tubérculo es originario de América del Sur y se extendió a otros continentes en el siglo XVI. Es rico en fibra y proteínas, al igual que hidratos de carbono. Aunque suele limitarse su consumo en regímenes de dieta, es una excelente fuente de energía y control de ansiedad. También mejora el comportamiento del metabolismo.

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 2 cebollas medianas
  • 1 cucharada de romero
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Cómo preparar patatas con cebolla al horno:

  1. Precalentar el horno a 200ºC.
  2. Limpiar bien y pelar las patatas. Cortar en rodajas de un centímetro aproximadamente.
  3. Pelar las cebollas y cortar en rodajas del mismo grosor de las patatas.
  4. Disponer una fuente mediana para hornear y untar el fondo con un poco de aceite.
  5. Colocar una capa de patatas y una de cebollas encima. Agregar sal y pimienta recién molida. Espolvorear una pisca de romero.
  6. Repetir el mismo procedimiento hasta completar todas las capas de patatas y cebollas.
  7. Al terminar, agregar las tazas de agua y vino blanco. Después rociar con un chorro de aceite de oliva. Dar un punto de sal.
  8. Hornear durante 20 minutos a 180 grados. Pinchar las patatas para asegurarse de que estén en su punto. Deben sentirse suaves, pero sin desmoronarse.
  9. Sacar del horno y servir inmediatamente.

Un dato interesante de la patata es que su piel también puede ser aprovechada en la cocina. Si está bien limpia y la patata es nueva, la piel puede disponerse en una bandeja para hornear con un poco de aceite de oliva y sal gruesa. Se deja tostar bien y en cuestión de minutos se tendrá un rico snack para compartir.

Esta receta de patata con cebolla al horno también puede personalizarse al gusto. En lugar de romero se puede agregar perejil, cúrcuma o paprika. También un toque de queso parmesano al momento de servir, convertirá este plato en especial.