Inicio Actualidad Receta de Patatas crujientes con ajo y queso

Receta de Patatas crujientes con ajo y queso

Estas patatas crujientes con ajo y queso resultan verdaderamente un acierto para hacerlas en casa. Ello es así, en primer lugar, porque se trata de patatas, y suelen gustar a todo el mundo. Además, es un alimento muy versátil que puede prepararse de mil formas diversas. Por otro lado, esta receta combina con otro ingrediente estrella y delicioso: el queso, una combinación sin duda irresistible. Al añadir ajo y algunas hierbas aromáticas, el toque final es sencillamente espectacular, para chuparse los dedos y repetir.

Para saborear estas patatas crujientes con ajo y queso de una forma más saludable, aquí se preparan al horno en vez de fritas. Quedan igualmente sabrosas y logran el toque crujiente justo, sin necesidad de sumar calorías. El tipo de queso queda a elección de quien cocine. Puede utilizarse también un queso bajo en calorías. Es un plato para probar y retener entre la lista de favoritos.

Ingredientes:

  • 500 gr de patatas
  • 3 dientes de ajo picados
  • 100 gr de queso parmesano o manchego rallado (se puede cambiar por el que apetezca)
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen
  • Hierbas aromáticas a elección (orégano, romero)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil o cilantro fresco

Cómo preparar patatas crujientes con ajo y queso:

  1. Para lograr el crujiente perfecto, lo mejor es cocer unos minutos las patatas en una cacerola antes de llevarlas al horno. Para ello, lavarlas bien y, sin cortarlas, ponerlas en una olla con agua y sal. Cocerlas durante 12-15 minutos hasta que comiencen a ablandarse y retirarlas. Escurrirlas y dejarlas enfriar.
  2. Precalentar el horno a 180°.
  3. A continuación, cortar en láminas pequeñas el ajo y sofreír unos minutos en una sartén con la mantequilla derretida, sin que se doren. Añadir sal y pimienta, las hierbas aromáticas y el perejil picado. Reservar.
  4. Cortar las patatas en rodajas o en tiras y pasarlas por la preparación anterior de ajo, mantequilla y perejil. Por último, rebozarlas con el queso rallado.
  5. Luego colocarlas en una bandeja de horno previamente engrasada y hornearlas durante 25- 30 minutos hasta que se vean doradas y el queso se haya gratinado lo suficiente para que coja una textura crujiente.
  6. Retirar y servir las patatas calientes espolvoreadas con unas hojas de perejil fresco cortado. Receta de Patatas crujientes con ajo y queso

¿Qué te han parecido estas patatas crujientes con ajo y queso? Sin duda querrás hacerlas ahora mismo, porque resultan verdaderamente tentadoras. Anímate a prepararlas en casa; son una opción fácil de hacer y muy sabrosa que nunca defrauda.