Inicio Actualidad Receta de pesto de aguacate

Receta de pesto de aguacate

El pesto de aguacate es un complemento perfecto para cualquier plato de pasta. Se trata de un pesto que podremos utilizar como ingrediente recurrente y sorprendente. El pesto normalmente se preparar con albahaca, es la que da personalidad a esta salsa compacta, mezclándose con los piñones y el queso parmesano. Con esta receta de pesto de aguacate se sustituye la cremosidad del queso, por la textura de este super alimento. Los amantes de los productos veganos disfrutarán con una salsa que es perfecta para casi cualquier ocasión, prepara platos de pasta, sándwiches o tapeos sorprendentes con este pesto de aguacate. Atrévete a cocinarlo y probarlo, es una auténtica delicia.

Ingredientes:

  • 35 gr de albahaca
  • 1 aguacate maduro
  • 250 gr de pasta
  • 50 gr de piñones
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomates cherry para decorar

Cómo preparar pesto de aguacate

  1. Empezamos esta receta preparando la pasta con abundante agua y un puñado de sal ponemos la pasta a hervir en el fuego. Dependiendo del tipo de pasta tardará más o menos en estar lista. Para un pesto lo mejor con pastas sin relleno, unos espaguetis o macarrones serán suficientes para disfrutar de la contundencia de este plato.
  2. Mientras se prepara este ingrediente principal continuaremos con la receta auténtica de pesco. Partimos el aguacate por la mitad y le vaciamos la pulpa, para esta salsa mejor que esté maduro, será más cremoso y fácil de trabajar con él.
  3. Lo ponemos en el vaso de la batidora, añadiremos un poco de zumo de limón para que no se oxide. Añadimos las hojas de albahaca, este pesto necesitará menos cantidad para conseguir un resultado igual de maravilloso.
  4. Seguimos con el ajo, lo pelamos y lo incorporamos, si este ingrediente nos incomoda, en lugar de dos, podemos poner uno, será mucho más suave.
  5. A continuación, ponemos los piñones, el aceite y la sal al gusto. Empezaremos a triturar todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Reservaremos esta deliciosa salsa que tenga una textura cremosa perfecta para fundirse con el resto de los ingredientes.
  6. Rectificamos de sal la salsa y escurrimos la pasta. Vamos a mezclarla en una sartén para que se fundan mucho mejor todos los sabores y adquiera cierta temperatura. Serviremos con un poco de queso rallado y unas hojas de albahaca picadas por encima. Tendremos listo un plato de pasta con un ingrediente original que aportará mucha alegría a un plato tradicional italiano.