Inicio Actualidad Receta de pimientos rellenos de tortilla de patatas

Receta de pimientos rellenos de tortilla de patatas

Los pimientos rellenos de tortilla de patatas son una comida muy española. Esta receta nos llevará menos de una hora tenerla sobre la mesa. Se trata de una forma original de presentar la tortilla de patatas, que además le suma el sabor intenso de los pimientos.

Por otra parte, estos pimientos quedan mucho más ricos si se fríen a fuego medio en una sartén; para los que no pueden comer frituras, pueden hornearlos por unos 40 minutos o hasta que al pincharlos salga limpio el palillo.

Ingredientes:

  • 3 pimientos rojos y/o verdes (tipo italianos)
  • 3 patatas grandes
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 huevos
  • Sal
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de tomate (para acompañar)

Cómo preparar pimientos rellenos de tortilla de patatas:

  1. Lavar, pelar y cortar las patatas en trozos medianos. Pelar y cortar la cebolla. Ambos vegetales deben cortarse pensando en que luego hay que introducirlos en los pimientos, así que no deben ser muy grandes.
  2. Colocar suficiente aceite en una sartén y poner al fuego.  Agregar las patatas y la cebolla. Sazonar al gusto. Cocinar hasta que doren; como se hace habitualmente una tortilla de patatas.
  3. En un recipiente batir los huevos y agregar la mezcla de patatas y cebolla escurrida del aceite sobrante. Revolver hasta obtener una mezcla espesa.
  4. Aparte trabajar los pimientos. Lavarlos y secarlos muy bien para que al freír no salte el aceite. Cortar la parte del pedúnculo del pimiento, como un sombrerito. Vaciar bien los pimientos.
  5. Rellenar cada pimiento con la mezcla de patatas, cebolla y huevo. Se puede colocar el relleno con la ayuda de una cucharilla. Luego poner un poco de harina para sellarlo y volver a colocar el pequeño sombrero en su lugar.
  6. Freír los pimientos en el mismo sartén donde se cocinaron las patatas. Hacerlo a fuego medio para que se cocine por completo sin quemarse y la tortilla se cuaje en el interior. Darles vuelta para que se cocinen bien.
  7. Cuando estén listos, sacar del sartén y dejar reposar unos minutos. Pueden servirse calientes o fríos. Para emplatar, cortar los pimientos en rodajas y decorar con una salsa de tomate bien caliente.

Esta receta de pimientos rellenos de tortilla de patatas puede acompañarse con una ensalada fresca que integre una mezcla de lechugas, tomates picados y unas lascas de queso parmesano con una vinagreta tradicional que lleve vinagre, aceite, sal y pimienta. De esta forma se convertirá en una entrada bastante sustanciosa y alimenticia.