Inicio Actualidad Receta de Pincho de morcilla, puerro y patata

Receta de Pincho de morcilla, puerro y patata

El pincho de morcilla, puerro y patata es un clásico que nunca fallará, para cocinar como entrante o un primero delicioso no hacen falta una infinidad de alimentos, solo necesitamos aquellos sabores conocidos que sabemos que combinarán mejor juntos. Toma nota de estos alimentos esenciales como la patata, es imposible concebir un mal plato que lleve patata, su textura y sabor la hacen un imprescindible en cualquier cocina. Con una buena morcilla casera y la delicadeza de los puerros, le sabremos dar a este pincho otra cara. Atrévete a probar una combinación de sabores especiales que seguro que te apasionará al primer bocado.

Ingredientes:

  • 2 patatas medianas
  • 6 huevos de codorniz
  • ½ puerro
  • 1 morcilla
  • Pan de molde fino
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Cómo preparar un pincho de morcilla, puerro y patata

  1. Este pincho tiene una preparación sencilla que vamos a rematar con una presentación de restaurante. Es perfecto para aquellos amantes de lo tradicional que quieran comer de una forma totalmente distinta algo delicioso y rápido.
  2. Pelaremos las patatas, las lavaremos y cortaremos en rodajas, lo ideal para poder realizar este procedimiento es hacerlo con una mandolina quedarán todos los trozos más o menos iguales.
  3. Limpiamos el puerro, le vamos a quitar las partes verdes y lo cortaremos en rodajas, este alimento ayudará a darle una textura mucho más agradable a las patatas.
  4. En una sartén con un poco de aceite vamos a poner debajo el puerro y encima las patatas. Le añadiremos la sal y un poco de pimienta. Dejaremos que se vayan cocinando estos dos ingredientes principales a fuego lento. Nos interesa que se vayan aromatizando y queden muy tiernos para poder montar un pincho de lo más especial. Necesitarán unos 30 minutos para estar perfectos.
  5. Seguimos con el pan, con la ayuda de un molde o la medida de un vaso lo cortaremos en forma de círculo. Más o menos debe ser idéntico a la medida de la morcilla. Reservaremos estos trocitos para montar el plato.
  6. Llega el turno de la morcilla, la vamos a cortar en rodajas y cocinarla. En una sartén con un chorrito de aceite ponemos la morcilla, con un par de minutos será suficiente por cada lado.
  7. Seguimos con los huevos de codorniz los vamos a cocinar con el mismo aceite de la morcilla para que se impregnen de su sabor.
  8. Montamos el pincho, colocamos el pan, unas patatas, la morcilla y encima coronamos con los huevos de codorniz. Tendremos un aperitivo de 10 cocinado en un tiempo récord.