Inicio Actualidad Receta de Pollo con salsa de piña

Receta de Pollo con salsa de piña

El pollo con salsa de piña tiene un exquisito toque tropical y sutilmente agridulce. Es un plato sofisticado para lucirse en una cena especial. Aunque existen miles de recetas con pollo, siempre surge una nueva, fusionando sabores que parecen opuestos y luego resultan un manjar. La grasa que va soltando el pollo se compensa con el toque ácido de la piña, formando una curiosa combinación.

La piña tiene importantes nutrientes, buenos para cuidar la salud. Contiene gran cantidad de fibra insoluble en agua. Este tipo de fibra funciona como una esponja que absorben las toxinas y facilitan el funcionamiento de los intestinos.

Esta fruta también aporta una sustancia llamada bromelina, que colabora en la síntesis de los alimentos, ayudando al organismo a aprovechar mejor las proteínas y nutrientes. El pollo con salsa de piña es una excelente manera de disfrutar de las bondades de esta sabrosa fruta tropical.

Ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo
  • 4 rodajas de piña (de lata)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso del almíbar de la piña
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 puñado de nueces picadas
  • 1 cucharada de harina de maíz instantánea
  • 3 cucharadas de mantequilla

Como preparar pollo con salsa de piña:

  1. Derretir la mantequilla en una sartén.
  2. Cuando comience a burbujear, dorar las rodajas de piña por ambos lados. Reservar.
  3. Cortar las pechugas de pollo a la mitad. Dorar también por ambos lados en la misma mantequilla que se usó con las piñas.
  4. Raspar el fondo de cocción con cuchara de madera, así se evita que la mantequilla y el azúcar que desprendió la piña se queme.
  5. Picar los ajos finamente y agregar a la sartén.
  6. Remover para que se doren.
  7. Añadir el vino, el almíbar de la piña y la salsa de soja.
  8. Cocinar hasta que la salsa rompa el hervor.
  9. Bajar el fuego y continuar la cocción hasta que el pollo esté tierno.
  10. Retirar el pollo y reservar en un plato.
  11. Disolver la harina de maíz en un poco de agua y añadir a la salsa junto con la miel. Mezclar bien y cocinar a fuego bajo durante cinco a ocho minutos hasta que la salsa espese, y se vea brillante y homogénea. Añadir las nueces picadas.
  12. Volver a colocar el pollo en la sartén, para que se caliente.
  13. Servir un trozo de pollo sobre una rodaja de piña. Rociar con abundante salsa.

El pollo con salsa de piña combina muy bien con arroz blanco. Sorprende a tus comensales con este maravilloso plato gourmet, atractivo y tentador ¡El sabor es increíble!