Inicio Actualidad Receta de pollo tandoori con cerezas

Receta de pollo tandoori con cerezas

El pollo tandoori con cerezas es una manera un tanto original de cocinar uno de los platos más emblemáticos de oriente. Se trata de una receta reinterpretada para conseguir fusionar el picante con el dulce de una forma magistral. La India es el origen de un pollo especial, una de las carnes blancas más consumidas en el mundo se nutrirá de las especias del país, asumiendo el protagonismo que solo podrá contrarrestarse con el color y el sabor de un fruto rojo, las cerezas. Toma nota de uno de los platos más originales que existe, el pollo tandoori con cerezas y empieza a cocinarlo.

Ingredientes:

  • 8 muslos de pollo
  • 4 yogures naturales
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de vinagre
  • 3 cucharadas de especias para tandoori
  • 150 gr de cerezas naturales o confitadas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo preparar pollo tandoori con cerezas

  1. Para esta receta de pollo tandoori los muslos de pollo mejor que estén sin piel. Es la parte más grasa del pollo y la más sabrosa. Una carne blanca que destacará por su sabor, la cortaremos en trozos del mismo tamaño.
  2. El pollo lo maceramos antes de cocinarlo para que pueda absorber todos los aromas y sabores que le irán aportando las especias. Ponemos en un cuenco los yogures, para que quede más cremoso nada mejor que unos griegos, si somos alérgicos a la lactosa podemos optar un yogur sin lactosa.
  3. Añadimos las especias tandoori, los dientes de ajo bien picados, el zumo de limón y el vinagre. Mezclaremos todo muy bien hasta obtener el perfecto macerado del pollo. Lo ponemos por encima y dejaremos que esté en la nevera unas 6 horas tapado con film transparente.
  4. Cuando el pollo ha absorbido todos estos ingredientes, lo cocinaremos en el horno. Ponemos las pechugas en el horno regamos con poco de aceite y en este momento le introducimos las cerezas. El dulzor y el color de este plato combinará muy bien con el resto de los sabores. Si son naturales las pondremos sin el hueso, podemos usar cerezas confitadas, pero antes, las pondremos a remojo para que suelten un poco de ese dulzor extremo.
  5. Con el horno a 200º el pollo tardará una media hora en estar preparado. Lo retiramos del horno y lo serviremos con un poco de la salsa de su maceración. Tradicionalmente se acompaña de arroz blanco y un poco de pan, tendremos listo de esta manera tan sencilla un plato original y delicioso.