Inicio Actualidad Receta de Revuelto de oricios

Receta de Revuelto de oricios

El revuelto de oricios es un plato sencillo que suele impresionar por su ingrediente principal. Los oricios o erizos del mar son los que dan nombre a este plato. Con una delicia del mar en nuestro plato cualquier complemento se realzará aún más. Un revuelto con un par de huevos y estos erizos parecerá un primer plato digno de los dioses. Para complementar el sabor de este ingrediente noble añadiremos un par de langostinos y unas chalotas, su delicadeza y textura acabarán de culminar una receta de 10. Si te apetece un plato para disfrutar, toma nota de este revuelto de oricios, es sencillo y exquisito.

Ingredientes:

  • 120 gr de caviar de oricios
  • 1 chalotas
  • ½ vaso de vino blanco
  • 2 langostinos
  • 1 nuez de mantequilla
  • Sal
  • Perejil
  • Huevos
  • Aceite de oliva

Cómo preparar un revuelto de oricios

  1. Para acompañar este caviar de oricios, la carne de los erizos de mar tan extremadamente delicada, nada mejor que unos langostinos. Empezaremos este revuelto pelando los langostinos. Les quitamos la parte central con la ayuda de un cuchillo y con cuidado, esa especie de hilo negro es en realidad su intestino, podría darle un sabor distinto a este plato.
  2. Picamos los langostinos lo más finos posibles para que se puedan mezclar mejor que el resto de los ingredientes. Su sabor suave y textura delicada combinará perfectamente con el caviar de oricios.
  3. Aromatizaremos el aceite de este revuelto. Ponemos en la sartén un chorrito de aceite. Le añadimos las cabezas de los langostinos. Cuando estén doradas las retiramos.
  4. Pelamos y picamos bien fina la chalota. Cuando esté bien picada la ponemos en el aceite aromatizado.
  5. A continuación, incorporamos la nuez de mantequilla. Conseguiremos con estos ingredientes y el fuego lento confitar la chalota para darle un sabor dulce a este revuelto tan sumamente especial.
  6. Le añadimos a la chalota la carne picada de langostinos. Para darle un sabor afrutado le añadimos medio vasito de vino blanco.
  7. Dejaremos que reduzca un poco y que se evapore el alcohol. En ese momento retiramos la sartén del fuego y le ponemos el caviar de oricios.
  8. Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados, volvemos a poner la sartén en el fuego. Le incorporaremos los dos huevos batidos.
  9. Rectificaremos de sal y pimienta. Como cualquier revuelto el punto de cuajo de los huevos es muy personal, si nos gusta poco hecho lo retiramos del fuego y esperamos que se cocine un poco con el calor residual de la sartén.
  10. Serviremos con un poco de pan o dentro de una cestita de hojaldre, tendremos listo un plato de lujo en unos pocos minutos.