Inicio Actualidad Receta de revuelto de ricotta y salmón ahumado

Receta de revuelto de ricotta y salmón ahumado

El revuelto de ricotta y salmón ahumado es una receta especial para tomar un desayuno de lujo. También se puede servir como aperitivo en reuniones con amigos, como entrante en un buen menú o en una cena saludable. En cualquier caso, es todo un manjar que merece ser probado; la combinación entre el queso ricotta y el salmón es una verdadera delicia.

Los revueltos de huevo con diferentes quesos y pescados servidos sobre pan tostado son originarios de la gastronomía danesa. El nombre original del plato es “smorrebrod”. La historia de este original plato se remonta a la Edad Media.

Sin embargo, se popularizó en la era industrial cuando los trabajadores no podían volver a sus casas para almorzar. Entonces llevaban embutidos, pescado, queso y sobras de la noche anterior, que comían sobre una rebanada de pan untado con mantequilla. Un bocado y vuelta al trabajo.

Actualmente, este plato se consume en todo el mundo, más que nada en el desayuno. En casa se puede tomar cuando más guste aprovechando el pan que quedó del día anterior, como almuerzo ligero acompañado de una ensalada, como cena o tentempié rápido.

Este revuelto de ricotta y salmón ahumado se puede comer incluso sin el pan, servido en un plato. Las cantidades son para dos personas ¡Que nadie se quede sin probar esta deliciosa receta!

Ingredientes:

  • 2 hogazas de pan
  • 2 huevos
  • 6 cucharadas de ricotta
  • 6 cucharadas de leche
  • 4 lonchas de salmón ahumado
  • 1 cucharadita de eneldo fresco
  • Sal y pimienta negra molida
  • Aceite de oliva

Cómo preparar revuelto de ricotta y salmón ahumado:

  1. Cortar el pan en cuatro rebanadas a lo largo. Echar unos hilitos de aceite por encima.
  2. Tostar las rebanadas ligeramente por ambos lados.
  3. Calentar una sartén con un poco de aceite.
  4. Cascar los huevos en un bol y batirlos junto con la leche. Salpimentar.
  5. Cuando la sartén esté bien caliente echar los huevos. Con una espátula remover los huevos hasta que estén casi cuajados.
  6. Agregar la ricotta desmenuzada y el eneldo picado. Mezclar todo muy bien y retirar del fuego. Dar un punto de sal.
  7. Cortar las lonchas de salmón ahumado en tiras no muy gruesas.
  8. Disponer las rebanadas de pan en una bandeja, colocar un par de cucharadas de revuelto de ricotta y huevo sobre cada una.
  9. Encima disponer el salmón ahumado y espolvorear con eneldo.
  10. El eneldo se puede reemplazar por perejil fresco picado.

Un jugo de naranja recién exprimido, un humeante café y unas tostadas con revuelto de ricotta y salmón ahumado. El desayuno perfecto para comenzar el día de buen humor ¿A qué esperas para prepararlo?