Receta de risotto de panceta

4

El risotto de panceta es una receta perfecta para crear una cena o comida de excepción en unos 40 minutos. El arroz es uno de los ingredientes más recurrentes de cualquier cocina, un básico que estará casi siempre presente preparado para la acción. Transformar este arroz en un cremoso risotto, ese plato italiano que lo fusiona con queso y mantequilla hasta conseguir un bocado especial y, además, incorporar la panceta en una creación casi mágica, nos trasladará hasta el pódium de los mejores cocineros amateurs. Si quieres preparar un plato básico, lleno de sabor y fácil de cocinar, toma nota de este risotto de panceta, es una auténtica delicia.

Ingredientes:

  • 400 gr de arroz
  • 250 gr de panceta fresca
  • 1 l de caldo de pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 25 gr de mantequilla
  • 50 gr de queso parmesano
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta molida

Cómo preparar un risotto de panceta

  1. Empezamos este risotto cortando la panceta en trocitos del mismo tamaño. Este ingrediente principal aportará su grasa y sabor ahumado a un plato elegante y de textura suave. Estos pequeños bocados crujientes le darán el toque de gracia que necesita.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla, la picaremos muy finita. Repetiremos la operación con los ajos, estos dos ingredientes le darán el fondo al risotto. Para que piquen menos los ajos, les podemos quitar el germen, la parte central, de esta manera estarán más suaves.
  3. Ponemos en una sartén a calentar un poco de aceite, incorporamos la panceta para que se vaya dorando. Añadiremos la cebolla y los ajos para que sigan el mismo proceso y se impregnen del sabor intenso de la panceta.
  4. Cuando empiecen a estar tiernos añadiremos el arroz. Lo rehogamos unos minutos para que recoja todos los sabores de la sartén.
  5. Ponemos el vaso de vino y mezclamos. Cuando el vino se haya evaporado incorporamos dos vasos de caldo. Es importante que el risotto tenga el líquido justo para poder cocinarse, de lo contrario quedará demasiado caldoso.
  6. En unos 20 minutos añadiendo un par de vasos de caldo más puede estar en su punto. Cuando tenemos el fuego apagado, le ponemos la mantequilla al risotto. Con el calor residual se fundirá y creará un increíble arroz cremoso.
  7. Para acabar el plato le incorporamos el parmesano rallado al momento, este queso se fundirá y nos dará su sabor salado. Por último, ponemos un poco de perejil picado por encima. Tendremos listo un plato de restaurante italiano.