Inicio Actualidad Receta de Salsa de nata para pasta

Receta de Salsa de nata para pasta

La salsa de nata para pasta es una de las más sencillas de cocinar que existe. La pasta es un básico indispensable, gusta a toda la familia y no puede faltar en cualquier despensa. El gran reto de un buen plato de espaguetis o macarrones reside en encontrar la salsa adecuada para cada receta. Las convencionales carbonara o boloñesa tendrán una sería competidora con esta salsa de nata. La gran ventaja es que es perfecta para vegetarianos o en días en los que no apetece comer carne, además, la podemos hacer más ligera con nata sin lactosa o baja en grasas. Toma nota de esta salsa de nata, te encantará.

Ingredientes:

  • 1 vaso de nata para cocinar
  • ½ vaso de vino blanco
  • Mantequilla
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Perejil o cebollino
  • Sal

Cómo preparar salsa de nata para pasta

  1. Como cualquier salsa que se precie el primer paso de esta receta será cocinar la base, llena de sabores exquisitos.
  2. Picaremos la media cebolla y el diente de ajo lo más finitos que podamos. Lo ideal es utilizar la batidora para conseguir un resultado perfecto.
  3. Ponemos una cucharada de mantequilla en la sartén y empezamos a pochar la cebolla y el ajo. La mantequilla debe estar totalmente derretida en el momento de poner las verduras.
  4.  A fuego lento dejaremos que se vayan cocinando, añadiendo sal y pimienta al gusto. Para darle más sabor le incorporamos un poco de cebollino o perejil, un tipo de hierbas que aportan color y vitaminas a una salsa de nata que tiene como principal aliciente este producto lácteo.
  5. Removemos de vez en cuando hasta conseguir que estos ingredientes estén tiernos. En ese momento pondremos el vino blanco. Este líquido ayudará a absorber la grasa de la mantequilla y dará unos sabores afrutados a una receta que siempre quedará bien.
  6. En unos minutos se habrá evaporado el alcohol. Llegados a este punto podemos volver a batir la salsa para que quede más fina o añadir directamente la nata.
  7. Si queremos hacer la receta más ligera podemos poner leche evaporada o nata sin lactosa. Nos ayudará a digerir mejor una sencilla salta que combinará a la perfección con todo tipo de pasta.
  8. Removemos hasta que vaya espesando, rectificaremos de sal y pimienta, le daremos un punto de nuez moscada.
  9. Cuando tenemos la salsa lista, colocamos la pasta en el plato y le ponemos por encima la salsa. Podemos incorporar un poco de queso rallado por encima. Solo nos quedará disfrutarla.