Inicio Actualidad Receta de tarta de limón y naranja

Receta de tarta de limón y naranja

Esta tarta de limón y naranja no es apta para aficionados, es una receta ideal para aquellos amantes de la repostería que quieran crear algo verdaderamente asombroso. Podemos optar por una versión más elaborada preparando la masa quebrada o comprándola ya hecha, dependiendo del tiempo de que disponemos. El lemond curd le dará a este postre el relleno ideal, un imprescindible de una tarta que quedará de película y le dará el punto cítrico que necesitamos en estas fechas. Toma nota de un postre a base de limón y naranja extraordinario, atrévete a cocinarlo y probarlo.

Ingredientes:

  • 140 gr de harina
  • 125 gr de almendra molida
  • 110 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar
  • 1 cucharada de agua fría
  • 7 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros
  • 200 gr de azúcar
  • la corteza y el zumo de 3 limones
  • la corteza y el zumo de 1 naranja
  • 55 gr de mantequilla
  • 3 cucharadas de nata montada

Cómo preparar tarta de limón y naranja

  1. Mezclamos la almendra con la mantequilla fría y el azúcar. Haremos una base de la tarta un poco distinta. Le iremos incorporando la harina hasta que no se pegue nada. Lo podemos hacer con las manos, quedarán como unas migas, antes de añadir la cucharada de agua.
  2. Trabajamos la masa hasta que se empiece a unir, en ese momento rellenamos la base del molde previamente engrasado. La presionamos bien para que se quede bien compacta obteniendo una base firme.
  3. La ponemos en el horno a 180º durante unos 10 minutos hasta que se empiece a dorar y esté lista.
  4. Mientras preparamos el relleno, exprimimos los zumos y rallamos las cascaras de los cítricos, serán los encargados de darle un maravilloso sabor a este dulce.
  5. En un cuenco batimos las yemas y los huevos enteros. Iremos añadiendo el azúcar hasta obtener una salsa de color pálido.
  6. Añadimos las ralladuras y el zumo mezclamos enérgicamente antes de recibir la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente preparada.
  7. Ponemos en el fuego y dejamos que vaya espesando durante unos 5 minutos. Cuando haya cogido la consistencia necesaria tendremos listo el relleno de la tarta o un delicioso postre que por sí solo estará delicioso.
  8. Colamos la crema para que quede más fina y la colocamos por encima de la base. Le añadiremos un poco de nata montada para que quede más esponjosa, aunque no es obligatorio.
  9. Volvemos a hornear unos 10 minutos más a 180º y tendremos lista una tarta impresionante. Solo nos quedará probarla y disfrutarla con la mejor de las compañías posibles.