Receta de tarta de limón y queso

7

El limón es una fruta cítrica reconocida por su alto contenido en vitamina C y sus propiedades antioxidantes. En esta tarta de queso y limón, además de sus beneficios nutricionales, disfrutarás de su sabor especial.

Aunque se desconoce el origen del limón, se sabe que ha sido cultivado en la India desde hace más de 2500 años. De allí pasaría al Medio Oriente y a África, desde donde viajaría al sur de Italia. En la ciudad de Génova se cree estuvo el primer cultivo europeo de limón.

Al principio, el uso del limón era ornamental y medicinal, hasta que en el siglo XV se introdujo en la cocina. Desde entonces se utiliza en gran variedad de platos. Entre sus propiedades incluyen ser un excelente cicatrizante por su astrigencia y ser un eficiente depurativo por sus propiedades diuréticas.

Ingredientes:

  • 220 g de queso cremoso
  • 450 g de leche condensada
  • 220 ml de yogur natural sin azúcar
  • ½ taza de zumo de un limón
  • 2 huevos enteros
  • 200 g de galletas
  • 75 g de mantequilla
  • Sirope de fresas (o ralladura de limón) para decorar

Cómo preparar tarta de limón y queso:

  1. Precalentar el horno a 180ºC
  2. Para hacer la base, primero se trituran las galletas. Puede hacerse en el procesador de alimentos o utilizando martillo de cocina. En esta última opción, introduciremos las galletas en una bolsa bien limpia, y las iremos golpeando sobre la mesa de trabajo.
  3. Después se mezclan las galletas trituradas con la mantequilla, que debe estar blanda.
  4. En un molde desmontable colocar la mezcla de galletas y mantequilla. Distribuir bien la masa en todo el fondo y en los lados del molde, presionándola firmemente para que se compacte. Hornear durante 10 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar mientras se hace el relleno.
  5. Colocar en la licuadora el queso, el zumo de limón, la leche condensada, los huevos y el yogur. Licuar hasta obtener una mezcla homogénea.
  6. Rellenar el molde que ya contiene la base y hornear nuevamente durante 20 minutos a 180 grados centígrados. Sacar del horno y dejar enfriar.
  7. Decorar la superficie de la tarta con el sirope de fresas.
  8. Meter en la nevera hasta que esté bien fría, unas 6 horas.

Preparar esta fácil receta de tarta de limón y queso nos llevará menos de una hora. Esta tarta es muy fresca y resulta ideal para una merienda o para servirse como postre.

También se puede decorar  esta tarta con mermeladas de otros sabores, ralladura de limón o con gelatina de limón. Un toque personal en la decoración hará esta receta más especial.