Inicio Actualidad Receta de tarta de queso sin azúcar, un postre ligero y delicioso

Receta de tarta de queso sin azúcar, un postre ligero y delicioso

La tarta de queso sin azúcar es un postre bajo en grasas que siempre queda espectacular. Cuidarnos y disfrutar de un dulce momento no tiene porque ser un problema, con recetas como esta en la que utilizamos ingredientes naturales podemos conseguir lo imposible. La realidad es que, con esta tarta de queso, nadie podrá notar si lleva o no azúcar, tiene el mismo sabor o incluso un poco mejor que una tarta convencional, la gran diferencia es que hemos sustituido el azúcar por edulcorante. Si tienes ganas de vivir un dulce momento después de una cena light, toma nota de esta tarta de queso sin azúcar, el resultado te sorprenderá.

Receta de tarta de queso sin azúcar

Ingredientes:

  • 500 gr de queso fresco
  • 30 gr de gelatina neutra en polvo
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido
  • 1 yogur desnatado natural
  • 5 huevos
  • Zumo de un limón
  • Mermelada sin azúcar

Cómo preparar una tarta de queso sin azúcar

  1. Esta tarta de queso sin azúcar es perfecta para diabéticos, tiene el sabor dulce necesario sin los efectos perjudiciales del azúcar. Además, nos aportará muchas menos calorías y es muy fácil de preparar.
  2. En un cazo incorporamos el yogur desnatado con el queso fresco. Lo mezclamos bien hasta que ambos productos lácteos se fundan en uno solo.
  3. Seguiremos con el edulcorante, con dos cucharadas puede ser más que suficiente dependiendo del nivel de dulce que queramos lograr. A continuación, le añadimos el zumo de limón.
  4. Lo ponemos todo al fuego durante unos minutos, iremos incorporando los huevos poco a poco. Dejaremos que esta masa vaya cogiendo consistencia durante unos 15 minutos, el tiempo en que los huevos se empezarán a cuajar.
  5. Para que quede una masa más fina. Le pasaremos la batidora unos minutos y además, colaremos la crema resultante, así nos aseguraremos de que no hay ningún grumo.
  6. Ponemos esta masa en el molde y la llevamos directamente a la nevera. Es un postre que no necesita horno, uno de los puntos a favor que tiene. Irá cogiendo consistencia y frescura en la nevera. Necesitará unas 6 horas para que esté en su punto justo. Podemos preparar la tarta un día antes para decorarla en el momento de la cena o comida.
  7. Simplemente la desmoldamos y le añadimos la mermelada sin azúcar por encima, para ello prepararemos la gelatina. Ponemos la gelatina en polvo con un poco de agua y la mermelada. Conseguiremos una cobertura mucho más profesional. Batimos el resultado para que quedé más fino y lo ponemos por encima de la tarta. También podemos ponerle un poco de fruta natural, estará increíble.