Inicio Actualidad Recetas de magdalenas de limón y naranja

Recetas de magdalenas de limón y naranja

Las magdalenas de limón y naranja son una receta tradicional repleta de buenas sensaciones. Preparar nuestra propia bollería casera es una manera de evitar el exceso de grasas que solemos asociar a este tipo de dulces. Unas magdalenas hechas en casa tienen unos ingredientes básicos que nos sirven como merienda o desayuno ideal. Estos pequeños bizcochitos se cocinan rápidamente, en 15 minutos estarán perfectos, con ellos disfrutaremos de todo el sabor de los cítricos. Aprovecharemos estos limones y naranjas de temporada de una manera increíble, toma nota de las mejores magdalenas que hayas probado, son una delicia.

Ingredientes:

  • 125 gr de harina
  • 125 gr de azúcar glass
  • 125 gr de huevos
  • Ralladura de naranja y limón
  • 1 sobre de levadura
  • 125 gr de mantequilla

Cómo preparar magdalenas de limón y naranja

  1. Para esta receta utilizaremos la ralladura de la cascara de un limón y de una naranja. Es importante al hacerla no llegar a la parte blanca, tiene un punto amargo que nos estropearían el plato.
  2. Ponemos la ralladura en un bol le incorporamos la harina tamizada para que se empiece a aromatizar. Removeremos bien para que se mezcle a la perfección.
  3. Le llegará el turno al azúcar glass. Usamos este tipo porque se diluye de forma más sencilla, consiguiendo una mezcla más rápida y sencilla.
  4. Añadimos la levadura tamizada y seguimos mezclando hasta obtener la perfecta base sólida de estas magdalenas.
  5. Incorporamos los huevos, uno a uno hasta que empiecen a formar una masa compacta con el resto de los ingredientes.
  6. Por último, le ponemos la mantequilla que previamente habremos derretido al microondas, manteniéndose fría, pero con una textura que hará más fácil de trabajarla. Este ingrediente les dará el punto a estas magdalenas. Con la mantequilla conseguiremos el punto de hidratación necesario para conseguir una masa tipo salsa que tendrá una cierta consistencia.
  7. Precalentaremos el horno a 190º para que esté listo para recibir las magdalenas y prepararemos las capsulas en los moldes de cupcakes.
  8. Rellenamos las cápsulas un cuarto, teniendo en cuenta que por efecto de la levadura las magdalenas doblarán su tamaño.
  9. Horneamos las magdalenas durante unos 15 minutos hasta que estén perfectamente cocinadas y hayan aumentado de tamaño. Cuando pinchemos con un palillo y salga limpio significará que están listas.
  10. Dejaremos que reposen unos minutos y se enfríen antes de probarlas. Tendremos a nuestra disposición unas magdalenas con todo el aroma a cítricos, esponjosas y suaves con ese toque mantecoso tan característico, una auténtica maravilla para la merienda o el desayuno.