Inicio Actualidad Recomendaciones ante la identificación policial

Recomendaciones ante la identificación policial

Diego Hernando.- No tengáis miedo, españoles, y salid con nuestra bandera nacional:

1. Identificaciones: La identificación por la Policía puede ser por dos supuestos, haber cometido una infracción administrativa (1), estar en disposición de cometer un delito (2). Cualquier otra clase de identificación es arbitraria e ilegal y podrá denunciarse al agente por delito de prevaricación.

2. No ir documentado: esto es una infracción administrativa con una multa ridícula. Si no estás documentado tendrían que trasladarte a comisaría para identificarte y allí tendrás que facilitar datos verbalmente. Tendrán que contrastar los datos que facilitas con archivos policiales que no están destinados a comprobar la identidad, como SIDENPOL, ello es una infracción a la LOPD, podrá denunciarse a la policía y conseguir una indemnización. El único archivo destinado a ese propósito, es el del DNI y los policías uniformados que patrullan la calle, no tienen acceso. Los funcionarios a los que ha de pedir esa consulta, trabajan de mañana y de tarde, de lunes a viernes.

Si la identificación es de noche y en fin de semana, no te podrán identificar y tendrán que dejarte en libertad o detenerte. Eso los desbordará más de trabajo y hará la pelota más grande para los agentes, que no tendrán personal suficiente. Si actúan de esta manera, podrán denunciarse detenciones masivas por motivos ideológicos ante la prensa nacional e internacional. Ese hecho destruirá la reputación del gobierno.

3. Delito sin consecuencia: La negativa a identificarse puede ser delito de desobediencia, nunca negarse y enfrentarse, es mejor forzar un traslado a la comisaría. Tendrán que vaciar la calle de patrullas y desbordar las comisarías de gente para identificar. Siempre es más barata una multa por delito de desobediencia por no identificarse, que no supera los 300€ a una multa de la delegación del gobierno puesta por un político que puede ser de 3000€. Es menos malo que te acusen de un delito a una infracción administrativa.

4. Habeas corpus: Una vez en comisaría, aunque sea a efectos de identificación, pedir habeas corpus por considerar el traslado como una detención ilegal. Se puede alegar que sólo nos identificaremos ante un juez y no ante la policía, porque no autorizamos a que introduzcan nuestros datos en ficheros del Ministerio de Interior.

5. Firmeza: Nunca ceder a la presión ni a argumentos persuasivos como la confianza, el tiempo máximo para la identificación está estipulado por la propia LO 4/2015. Es de unas seis horas y deben darnos un documento acreditativo de ese tiempo retenidos en comisaría. No pueden ingresarte en un calabozo ni engrillegarte si no estás detenido. Otra manera de complicarles la vida durante la identificación y detención, será declarar que estás indispuesto y solicitar que te lleven al médico, en tal caso desbordarán los servicios sanitarios. En Madrid tienen un servicio propio para la seguridad en el distrito de Moncloa, no tienen que llevarte a un hospital. Es posible que alarguen sus trámites para la identificación más de seis horas y tengan que ponerte en libertad o detenerte, ahí procede nuevamente pedir habeas corpus y que te lleven a disposición judicial.

6. Detención: Si no consiguen identificarte porque no facilitas datos, tendrían que detenerte, si la identificación inicial es arbitraria porque no estabas en situación de delinquir y no has cometido una infracción administrativa, entonces no se ajusta a derecho, la detención es ilegal, ese policía se juega una denuncia por detención ilegal, una condena de hasta seis años y perder su trabajo. Son los policías quienes han de acreditar que su identificación es legal, no el ciudadano quien ha de demostrar que estaba dentro de la legalidad.

Con habeas corpus masivos se desbordarán los juzgados y desde el decanato habrá presiones a la delegación del gobierno y a la prensa para que cesen las identificaciones. Por eso hay que practicar estás medidas de manera colectiva y grabar las «detenciones» masivas para que lleguen a los de comunicación, especialmente a los internacionales.

8. Denuncias contra los agentes: Quienes te identifican y trasladan a identificar a comisaría, han de estar identificados con su número de carnet profesional. Han de poner su número en los documentos de su actuación. Ellos son responsables a nivel criminal de sus actos, con independencia de que se puedan pedir indemnizaciones al Gobierno. Las actuaciones de los agentes son en base a órdenes verbales porque no les dan instrucciones por escrito.

Toda identificación arbitraria ha de ser denunciada por separado, buscando que esos agentes en particular, sean imputados por un juez y que se corra la voz.

El gobierno no los va a apoyar y los agentes comenzarán a pedir instrucciones por escrito en lugar de obedecer órdenes verbales, por escrito no les van a dar nada. A sus jefes sólo les interesa cumplir con la estadística para vender unos resultados ficticios y que Interior los emplee para hacer propaganda.

9. No facilitar información verbal: Toda información verbal que le des a un agente, él la va a usar en tu contra poniéndola por escrito para justificar su denuncia contra tí, a menudo de manera sesgada. Él hace su trabajo que es justificar los impuestos que pagas, los presupuestos de interior y su puesto de trabajo, para eso la jefatura de policía exige unos resultados estadísticos que envía a la delegación del gobierno. La seguridad real no les importa, sólo su estadística. No colabores para que hagan estadísticas; si la estadística cae, rueda la cabeza de los jefes que cobran jefaturas de grupo, de sección y de unidad, a los policías no les perjudica.

Si te preguntan, simplemente diles que no facilitas información verbal.