Río Babel congregó a 13.000 personas en su primera edición

Estopa y Resistente encabezaron el festival madrileño, que se ha celebrado en Ifema

Río Babel ha llegado para convertirse en una conexión musical (en español) entre los lados del Océano Pacífico. El estandarte latinoamericano lo llevaba Residente, exmiembro de Calle 13, y los Fabulosos Cadillacs; mientras que el español iba a cargo de Macaco, Estopa o la Mala Rodríguez en un festival que atrajo a Ifema a 13.000 personas de todos los puntos de la geografía española y de algunos de Latinoamérica.

La actuación más esperada del fin de semana llegó el sábado noche con Residente. Aunque sin Visitante, este rapero puertorriqueño volvió a hacernos olvidar cualquier prejuicio hacia el reguetón, el rap o cualquier otro estilo musical que se atreva a interpretar. Residente, en plena gira de su primer disco en solitario, comenzó con «Somos anormales», pasando por canciones como «Guerra» o «Dagombas en tamale», sin olvidar los temas más representativos de la banda que le dio el reconocimiento como «Atrévete» o «No hay nadie como tú». Dejó el listón alto, pero los veteranos Fabulosos Cadillacs supieron cómo resolverlo. La representación latinoamérica la completaron grupos como Systema Solar, Instituto Mexicano del Sonido o Kanaku y el tigre.

No faltaron los acordes de la rumba más conocida de Estopa y «la raja de su falda». Los hermanos Muñoz se montaron en la máquina del tiempo hasta 1999 con «Como Camarón» y «Ya no me acuerdo». La reina fue la Mala Rodríguez, que hizo trasnochar a los asistentes en plena semana y bailar hasta a los fotógrafos que se encontraban bajo el escenario. Contentó a la «vieja escuela» con «Tengo un trato» y la nueva con «Quien manda». Hay Mala para todos. Sin embargo, una de las imágenes más llamativas del Río Babel fue la de una familia al completo (desde el abuelo hasta el peque de la casa) bailando «Moving» al mismo ritmo que Macaco. El cantante barcelonés se sinceró con el público contando cómo su madre cariñosamente le llamaba «mico» de pequeño, el origen de su nombre actual, y sorprendió con una máscara que, a partir de ahora, aparecerá en los sueños de más de un asistente.

El primero en levantar la voz para reivindicar las precariedades de la sociedad actual fue Macaco. El cantante barcelonés -junto a Tote King, Gerente Valley y la artista Aziza Brahim- denuncian los incumplimientos de la Unión Europea en cuanto a la acogida de refugiados. «No se puede decir consulta popular, consulta popular, no se puede decir, consulta popular», reivindicaban los venezolanos Amigos Invisibles en referencia a las últimas medidas tomadas por el Gobierno de Nicolás Maduro, que busca acallar el término, mientras que los colombianos Systema Solar proyectaba imágenes de Pablo Escobar en bañador. Río Babel ha mostrado que quería transmitir un mensaje de humanidad y universalidad con bandas que difícilmente habríamos imaginado en el mismo cartel.

Loading...