Inicio Actualidad Rival noruego para el Barça femenino en la Champions

Rival noruego para el Barça femenino en la Champions

El LSK Kvinner noruego será el rival del Barcelona femenino en los cuartos de final de la Liga de Campeones, según el sorteo que se ha celebrado este viernes en Nyon (Suiza). El partido de ida se disputará el 20 o el 21 de marzo en el Miniestadi y el de vuelta, una semana más, tarde en Noruega.

En el sorteo también ha quedado definido todo el camino hasta la final de Budapest, que se disputará el 18 de mayo. Así, el vencedor entre el Barça y LSK Kvinner se cruzará con Slavia de Praga o Bayern Múnich en unas hipotéticas semifinales.

No hay precedentes entre Barça y LSK. No obstante, la temporada pasada, el conjunto azulgrana viajó a Noruega para enfrentarse al Avaldsnes en los dieciseisavos de final y superó la ronda por un global de 6-0 en la eliminatoria. Los otros dos partidos de cuartos de final son Olympique Lyon-Wolfsburg y Chelsea-PSG, que van por el otro lado del cuadro.

La trayectoria

Clasificado para cuartos tras eliminar al Glasgow escocés con un 5-0 en la ida y un 0-3 en la vuelta, el Barça jugará por quinta vez en seis temporadas esta fase de la competición, donde su mejor resultado hasta ahora fue alcanzar las semifinales de la temporada 2016-2017. Su rival en esta ocasión es el único de los ocho cuartofinalistas que se estrena en esta fase y el primer club noruego que la disputa desde la campaña 2009-2010.

Tras el sorteo, la delantera azulgrana Natasa Andonova, aseguró que tanto ella como sus compañeras están satisfechas con el emparejamiento que les ha tocado en cuartos. “Estamos contentas con el sorteo pero no será un partido fácil. LSK Kvinner es un equipo difícil para jugar porque ha eliminado al Brondby y al campeón ruso”, advirtió la macedonia, quien añadió que “no estar en el mismo lado que Lyon y Wolfsburg es una motivación extra”.

Andonova incluso ve una ventaja que la vuelta se dispute en Noruega: “Para mí es mejor jugar primero en casa, como ante el Glasgow City. Nosotras jugamos mejor en casa que fuera y, si logramos un buen resultado, tendremos menos presión allí”.