Inicio Actualidad River-Boca: Los hinchas ‘madrileños’ ya esperan a sus equipos con los brazos...

River-Boca: Los hinchas ‘madrileños’ ya esperan a sus equipos con los brazos abiertos

A falta de una semana para que el estadio Santiago Bernabéu acoja el duelo del que saldrá el campeón de la Copa Libertadores, los aficionados del Boca Juniors en Madrid ya calientan motores en vistas a ese encuentro que deberá medir a su equipo contra el River Plate por el título continental.

La gran rivalidad entre ambos clubes y la importancia de lo que hay en juego convierte a este partido en uno de las más importantes en la historia de ambas entidades. De ello son también conscientes en la ciudad de acogida del mismo, pese a encontrarse esta a miles de kilómetros de distancia de Buenos Aires.

El sentimiento

El sentimiento de identificación con los colores traspasa fronteras y, mientras llega el gran día, la peña de Boca Juniors en Madrid no pierde la costumbre de juntarse en el céntrico bar S10 para seguir las evoluciones de los suyos cada fin de semana pese a que la diferencia horaria obliga a sentarse frente al televisor más allá de las 12 de la noche.

Furia contra la Conmebol

Los simpatizantes de River Plate expresaron su furia por la mudanza a Madrid de la final ante Boca Juniors de Copa Libertadores con cánticos contra la Conmebol y los ultras, autodenominados ‘Borrachos del Tablón’.

En la antesala del encuentro ante Gimnasia y Esgrima La Plata, los hinchas de River hicieron sentir su enojo por la decisión de la Confederación Sudamericana de trasladar a la capital española la segunda final del máximo torneo continental.

En su regreso al estadio Monumental después de la doble suspensión del fin de semana pasado, los simpatizantes riverplatenses cantaron en contra de la Conmebol y pusieron todas sus banderas al revés en señal de protesta. Asimismo silbaron al ingreso de los ultras, a los que responsabilizan por las agresiones al autobús de Boca Juniors que derivó en la suspensión de la final aquella fatídica jornada de sábado.

“Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” entonaron de los cuatro rincones del estadio Monumental a los ultras, a la vez que silbaban cada vez que estos comenzaban a cantar.

En el encuentro previo entre Independiente y Boca Juniors en el estadio Libertadores de América, el público local del ‘Rojo’ también cantó contra la Conmebol.

En esta ocasión el contexto era la Superliga y el rival el Independiente de Avellaneda, último obstáculo antes de la ansiada cita que tendrá lugar en el estadio del Real Madrid. Leonardo Polzella era uno de los presentes: “Somos una familia linda que venimos a ver a Boca por pasión. Una pasión de verdad, sin violencia, verdadera. Esto es fútbol”.

Un equipo en Madrid

“Nosotros, además de esto, hemos creado un equipo de fútbol al que dedicamos mucho tiempo. Y se nota en el campo por cómo ganamos los partidos. La gente está muy metida, defiende los colores a morir. Además hacemos juntadas, asados y muchas cosas más. Somos una familia”, comenta en declaraciones a EFE.

Asimismo afirmó que hay “buen rollo” con los aficionados de River Plate que conocen en Madrid y creen que recibir en su lugar de residencia un enfrentamiento de las características de este es un privilegio para ellos. “Estamos nerviosos, queremos que el partido empiece ya. Es un sueño poder jugar en el Bernabéu. Es como un premio a todo el trabajo que venimos haciendo con la peña desde hace cuatro años. Estamos muy contentos de que el partido se haya traído a Madrid”, explica.

La tristeza de Buenos Aires

Pese a ello no oculta su tristeza por el hecho de que la decisión de llevarlo a España venga condicionada por los incidentes violentos que precedieron al choque que debería haberse disputado en el Monumental. “Para mí como argentino fue una vergüenza, muy doloroso. Para algo lindo que nos queda en Argentina, que era el Boca-River, llegamos a romper hasta eso. Ojalá que las cosas cambien y con esto la gente aprenda que podemos llegar a perder lo más bonito que tenemos, que es el fútbol”, indicó.

Tratando de olvidar aquello, el objetivo ahora es convertir el River-Boca en una celebración: “Queremos demostrar al mundo lo que es Boca que es fiesta, es pueblo, es familia. Estamos preparando un buen banderazo. Aún no sabemos lugar y horario pero recibiremos a toda la gente que venga de todas las peñas y de todas las partes del mundo de la mejor manera”.

Hospitalidad y calor

La hospitalidad y el calor están garantizados. Basta con ver a los componentes del grupo vibrando mientras juegan los suyos. Las horas intempestivas no apagan sus gargantas, de las que salen cánticos de ánimo y también de crítica hacia el eterno rival. Vibrando durante los 90 minutos, cada uno lleva la tensión como puede. Mordiéndose las uñas, conversando con el compañero que tienen al lado… eso sí, en lo que todos coinciden es en la emoción del gol, en este caso el que marca Edwin Cardona para sellar los tres puntos.

Con una victoria en la maleta y la ilusión como equipaje de mano, Boca Juniors aterrizará en Madrid a lo largo de la semana. Allí le recibirán con los brazos abiertos unos familiares lejanos que, esta vez, estarán más cerca que nunca.

Triunfos de Boca y River

Boca Juniors y River Plate sumaron respectivas victorias ante Independiente y Gimnasia en sus últimos encuentros previo a la final de Copa Libertadores del próximo domingo en Madrid.

Con un solitario gol del colombiano Edwin Cardona, el conjunto que dirige Guillermo Barros Schelotto se impuso a domicilio por 0-1 ante el ‘Rojo’ y quedó a seis unidades del líder Racing Club, que este lunes visitará a Talleres en Córdoba. River venció por 3-1 en el estadio Monumental a Gimnasia con dos goles del también colombiano Rafael Santos Borré.