Inicio Actualidad Rivera pide a Vox humildad para desbloquear Madrid y Murcia

Rivera pide a Vox humildad para desbloquear Madrid y Murcia

El líder de Cs, Albert Rivera volvió a decir “no” a una reunión con el líder de Vox, Santiago Abascal para desbloquear los gobiernos en la comunidad de Madrid y Murcia. Insistió en que si el equipo negociador de ambas regiones tiene que volver a reunirse con Vox cinco horas –como ya hicieron en Murcia- para explicarles los 150 puntos pactados con el PP “lo haremos las veces que haga falta”. “Si están dispuestos a rectificar nos sentaremos otras cinco horas para explicárselo de nuevo”, dijo; o que digan «si prefieren volver a elecciones y seguir votando con PSOE y Podemos”. Para Ciudadanos no hay otra opción y pidió reiteradamente “humildad” a los de Abascal.

Según la RAE, “humildad” es la “virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento”, así se lo apuntó una periodista en rueda de prensa y le preguntó a Rivera precisamente por ello, y si no consideraba que los apoyos de investidura de Vox en el parlamento andaluz, la negociación en la Mesa de la asamblea de Madrid o la vicealcaldía de Madrid que ocupa Begoña Villacís gracias al apoyo de Vox no los veía eran gestos de “humildad”. El líder de Cs se puso nervioso y salió al paso insistiendo en que él no es quien está llevando los acuerdos de investidura de Murcia y Madrid, que tiene un equipo negociador y que tampoco vota y por ello, los de Cs de estas comunidades no tendrán problema en sentarse a “explicar los acuerdos” que ya tienen firmados con los del PP “las horas que haga falta” y destacó que se trata de “un buen acuerdo”. Devolvió de nuevo la pelota al tejado de Vox de quien dice que son ellos quienes deben responder si van a seguir “bloqueando gobiernos” y si están dispuestos a “entrar en razón” “Son ellos quienes tienen que cambiar el sentido de su voto” e “iremos a investiduras las veces que haga falta, porque nosotros queremos trabajar” y consideró que Murcia y Madrid se merecen “gobiernos liberales y moderados”.

Por otro lado, preguntado por sobre cuántos tienen que dimitir en Cs para que considere que hay un problema en el partido, Rivera indicó que en la Ejecutiva del partido han votado ya varias veces y que están cumpliendo con lo que prometieron durante la campaña a los “ dos millones de españoles” que le votaron algo que dijo que “no puede ser un problema” cuando además aumentaron en número de votos. “Cuando uno vota por unanimidad una decisión lo hace y es legítimo no estar de acuerdo”, e insistió en que no es a él a quien le toca formar gobierno.

Sobre la ronda de contactos que está manteniendo el presidente del Gobierno en funciones para llegar a la investidura, pidió a Sánchez que deje de hacer teatro y aseguró que no volvía a reunirse con él porque “no es el Rey”. “No vamos a participar en más teatro” y están esperando a que ponga ya en marcha su gobierno. “Tiene una obligación que no está cumpliendo y cuanto antes espera que se ponga en marcha la legislatura”. Insistió en que no apoyará a Pedro Sánchez, quien ya ha demostrado quienes son sus socios y se preguntó si quiere “sembrar el sectarismo ideológico” por no haber dicho nada después de que su ministro del Interior, Grande Marlaska calentara la calle en el día del Orgullo donde diputados de Cs fueron insultados y les lanzaron botellas –para lo que han puesto una denuncia ante la fiscalía- . “Me niego a comprarle la España de las trincheras” y aseguró que “la España en la que creo puedes ir al lugar que quieras sin pedirle permiso a los separatistas, a los populistas ni a los violentos”, por eso, insistió en que no apoyarán a Sánchez “sino que hay que vigilarle en sesiones de control”.