Inicio Actualidad Rodrigo se queda con las ganas de volver a casa

Rodrigo se queda con las ganas de volver a casa

Rodrigo Moreno será la principal baja del Valencia este fin de semana en el Santiago Bernabéu. El jugador se lesionó en el último partido de Liga de Campeones, ante la Juventus, y no podrá estar frente al Real Madrid. Una ausencia que le impide enfrentarse al conjunto en el que se formó y que le pretendió el pasado verano.

La gran campaña forjada por el internacional español durante el anterior curso, en el que marcó 19 goles con el Valencia, provocó que el conjunto blanco pensase en él para reforzar su delantera. Meses después de aquella operación infructuosa, el ariete amenazaba con asaltar el estadio de los de Chamartín y la portería de Thibaut Courtois, que bien podría haber sido su compañero, pero finalmente no podrá ser.

En plena vorágine tras la marcha de Cristiano Ronaldo, y a petición de Lopetegui, el Real Madrid quiso hacerse con los servicios del valencianista. Era una de las opciones más factibles del mercado de cara a reforzar su ataque, pero las exigencias del conjunto che frenaron entonces su fichaje por el conjunto madridista.

La entidad que dirige Peter Lim solicitaba el depósito de la cláusula de rescisión del jugador, que ascendía hasta los 120 millones de euros. La cantidad fue considerada desorbitada por el club blanco, que decidió entonces no hacer frente a la operación.

Lopetegui era su valedor

Las cosas han cambiado mucho desde entonces. El principal valedor del jugador en el Real Madrid, Julen Lopetegui, fue cesado hace mes y medio debido a la mala racha de resultados que arrastraba el equipo. Por su parte, los números del jugador han caído en picado, pues no marca desde agosto, cuando en la primera jornada le dio el empate a los de Marcelino ante el Atlético de Madrid.

Rodrigo no llegaba en su mejor momento, algo a lo que hay que sumar ahora su lesión. El jugador tuvo que ser sustituido en el descanso del partido que enfrentó a los de Marcelino con la Juve. Unas molestias musculares le impidieron ayudar al equipo en la búsqueda de continuar vivo en Champions y le impedirán salir a por los tres puntos en el Bernabéu. Por el momento deberá esperar para saciar su sed goleadora, hasta mínimo el próximo fin de semana, pues esta semana también se perderá el partido copero que medirá a los suyos ante el Ebro.