Rossi: “Tendré que ser agresivo como ellos, sino mejor me quedo en casa”

Fue, sí, una carrera espectacular. Un gran premio para recordar, no solo porque fue el día en que el tricampeón catalán Marc Márquez (Honda) dio el paso definitivo para conquistar su cuarto título mundial de MotoGP en cinco temporadas, sino porque logró una victoria en la que, como él mismo reconoció al bajarse del podio, “he dado y he recibido, hoy había que marcar terreno, había que demostrar que estábamos a todas y, en cuanto he visto que, en la primera vuelta, Zarco me daba un toque, pensé ‘vale, esto es lo que hay, así que ponte las pilas’”.

Todos los pilotos implicados en la lucha por el podio (Márquez, 24 años; Valentino Rossi, 38; Maverick Viñales, 22; Johann Zarco, 27 y Andrea Iannone, 28), tenían hambre de victoria, no solo de ‘cajón’. Por eso, cada uno de ellos se llevó un recuerdo de esa lucha tremenda entre gladiadores. Rossi se llevó marcada en su hombro izquierdo la rueda de Márquez; Marc corrió con el colin roto y la rueda de Zarco en su rodilla derecha; Zarco, otra marca de neumático de Iannone….

“Había momentos, ciertamente, en que pensábamos poco encima de la moto. Todo era atacar, atacar y atacar. Yo, la verdad, he dado y he recibido”

Marc Márquez

Piloto de Repsol Honda y lider del Mundial de MotoGP

“Todos dimos el cien por cien, todos. La verdad es que había momentos que, pensar, pensar, no pensábamos demasiado encima de la moto, más bien poco. Era atacar, atacar, atacar, porque cada uno de nosotros se estaba jugando muchas cosas”, señala Márquez, camino ya de Kuala Lumpur (Malasia) donde, el próximo domingo, si acaba pegadito a Andrea Dovizioso (Ducati, que ayer acabó 13º y ahora está a 33 puntos del lider), renovará su título mundial. “Pensabamos poco porque en ese grupo había gente muy buena, buenísima, agresiva y que tenía mucha hambre. Ahí estaba Viñales, con ganas de recuperarse y ganar; Iannone, que necesita una victoria; Zarco, que ya es el mejor debutante del año y va como una flecha y Vale y yo, que nos va la marcha”.

La peligrosa agresividad de los nuevos

La descripción de Márquez es perfecta, pero Rossi se quejó, con su tradicional ironía, siempre intencionada, cuando dijo que le había parecido que “los chicos que suben de Moto2”, en clara referencia al propio Marc, Iannone, Viñales y Zarco, “han cambiado las leyes de la pista. O, tal vez, yo me esté haciendo viejo. Son muy agresivos. Estos muchachos han elevado el nivel de agresividad y, si este es el juego, vamos a jugar. Está claro que, si quiero ganarles, tendré que ser tan agresivo como ellos, sino mejor me quedo en casa. Yo puedo ser el más estúpido de todos”.

Al oir la palabra estúpido, cuyo auténtico significado aclararía, luego, el mismo Rossi, Márquez comentó, sin querer dañar o con la misma ironía, que “esa no es, creo yo, la palabra adecuada; ha habido agresividad, sí, pero así son las carreras. Nada más entrar en el ‘corralito’, Johann (Zarco) ha venido a pedirme disculpas”. “Ha sido bonito”, insistió el Doctor, al final de la carrera. “Pero, seguramente, muy peligroso para todos porque nadie tiene miedo de chocar con el otro. Insisto, si esta es la nueva manera de correr, estoy listo”.

“Ha sido bonito, pero muy peligroso. Los chicos que suben de Moto2 han cambiado las leyes de la pista. Si este es el nuevo estilo de correr, estoy listo”

Valentino Rossi

Piloto de Movistar Yamaha y nueve veces campeón del mundo

Rossi explicó por qué ha utilizado la palabra estúpido para definir la situación o señalar que “si hay que correr así, yo puedo ser el más estúpido de todos. Y es que, en Italia, se dice que termina delante el más ignorante, estúpido, en el sentido de que gana el que menos piensa lo que le puede pasar”. Lo cierto es que Rossi utilizó su ironía para lanzar esas críticas pero, contrariamente a episodios parecidos en el pasado, cuando era el auténtico jefe de esa tribu, no señaló expresamente o criticó a nadie en concreto.

El toque de Iannone al ‘Doctor’

Y eso que, al menos esta vez, tenía a quien señalar pues su compatriota Iannone le dio un golpe, le sacó de trazada, justo en el momento que Vale había decidido lanzar el ataque definitivo a Márquez. “Tal vez no le hubiese ganado, no, porque Márquez iba fortísimo, pero me hubiera encantado poder intentarlo y Andrea me lo impidió. Su golpe hizo que Marc se distanciase definitivamente”.

Loading...