Rubalcaba: “No llamé a PSOE tras ver a Pascal porque me pusieron como un trapo”

10

El exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba ha explicado este lunes que no llamó a la dirección de su partido el jueves pasado para informar de la “charla de café” que mantuvo en un hotel de Madrid con la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, porque la dirección de su partido ya le había “puesto como un trapo”.

“¿Para qué? ¡si ya estaba todo vendido! ¡ya está, ya me habían puesto como un trapo!”, se ha quejado Rubalcaba en ‘Los Desayunos de TVE’, donde ha negado que esa reunión fuera “secreta“, entre otras cosas porque el hotel era conocido, está a dos manzanas de la sede del PP y en la tertulia además participó un periodista.

A su juicio, lo que debería haber hecho la dirección del PSOE al enterarse de ese encuentro es llamarle, como hizo el líder del PSC, Miquel Iceta, y como hizo él mismo cuando se enfrentó “centenares de veces” a una situación de ese tipo desde cargos de responsabilidad. En lugar de eso, el PSOE subrayó tras el encuentro que no lo conocía previamente y que Rubalcaba no representa al partido. La reunión se produjo un día después de que Pascal se reuniera en Bruselas con Carles Puigdemont. 

“Puigdemont no será President”

A este respecto, Rubalcaba, que ha subrayado que él se ha “ido ya” de la política hace cuatro años pero que renunciar a tener opinión le parece “excesivo”, ha pronosticado que Puigdemont “no va a ser presidente de la Generalitat”, que “habrá gobierno” independentista y que en Catalunya “ya no se va a saltar nadie la ley”. “Va a haber una legislatura que siga las pautas legales, de eso estoy seguro”.

Tras apuntar, no obstante, que el problema de fondo “tardará más” y que también habrá “mucho volatín, mucho saltimbanqui y mucho juego” de Puigdemont y los suyos para atraer la atención todo lo que puedan, ha sentenciado que “la vía unilateral ha muerto. Eso lo sabe todo el mundo y Puigdemont, también”.

Convencido de que los dos bloques políticos que hay en Catalunya están “muy fracturados”, ha dicho que “ojalá hubiera un acuerdo de los constitucionalistas para decirle al conjunto de España: por aquí vamos a avanzar para solucionar el problema de Catalunya y el de la financiación autonómica“, lo que ha considerado “difícil, pero no imposible”.

El alza de Ciudadanos

Sobre las encuestas que indican que Cs puede convertirse en la fuerza más votada, ha señalado que “igual hace que el PP se ponga las pilas y sale algo positivo” y ha pedido a sus “compañeros” socialistas que “no olviden” que el partido de Albert Rivera “también coge votos del PSOE”.

Ha apuntado asimismo que él no habla con Rivera -como sí ha reconocido que hace Felipe González-, porque le “conoce poco”.