Inicio Actualidad Rubi: “Somos felices y queremos seguir así, no tenemos miedo a nada”

Rubi: “Somos felices y queremos seguir así, no tenemos miedo a nada”

Transcurridas 11 jornadas la situación del Espanyol en lo alto de la tabla ha dejado de ser un aspecto circunstancial o fruto de una simple racha. Ver al Real Madrid, por ejemplo, por el retrovisor pase lo que pase en este fin de semana es un dato que demuestra el excelente trabajo de un equipo ambicioso y convincente.

Este domingo llega otra exigente prueba con la visita al Sánchez Pizjuán (18.30 horas, Bein). El Sevilla de Pablo Machín y el Espanyol de Rubi pelearán por la segunda plaza que alcanzaron los pericos el pasado lunes con el triunfo ante el Athletic.  

El equipo está a un nivel superior a lo previsto antes de empezar la Liga. Ya sabemos que en el fútbol todo puede cambiar en tres semanas. Ahora valoramos mucho donde estamos, somos felices y queremos seguir así, haciendo feliz a nuestra gente. No tenemos miedo a nada”, ha asegurado este sábado Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, el arquitecto del buen momento perico. 

Técnicos de moda

Se enfrentan dos de los técnicos de moda de la Liga, dos currantes totales con filosofías muy diferentes que han dotado de energía y frescura a sus conjuntos. Los jugadores creen en sus métodos y eso se refleja en los resultados. El Espanyol es el mejor equipo de la Liga en casa, con un pleno de cinco victorias, y el segundo que menos goles encaja del campeonato, solo superado por el rocoso Atlético.

El cuadro andaluz, mientras, ya se ha llevado algún disgusto en su estadio, pero también ha mostrado su voracidad con el duelo disputado ante el Madrid (3-0) como muestra más evidente. “Un triunfo reafirmaría que en el Bernabéu hicimos gran partido, que ganamos al Valencia… Pero se ha de ser prudente“, ha apuntado Rubi, que ha repetido la convocatoria del último encuentro.

El mejor inicio del siglo

Los 21 puntos que suma el Espanyol representan el mejor inicio del siglo XXI. Hay que remontarse a los tiempos de Camacho (temporadas 1995-96 y 1997-98) para encontrar un conjunto con mejores prestaciones. Todo funciona a la perfección en la nave perica, tanto en la retaguardia, con Mario Hermoso de líder y futuro internacional, como en el ataque, con Borja Iglesias en estado de gracia.

A este ilusionante Espanyol solo le falta dar un gran golpe fuera de casa para afianzar sus excelentes sensaciones. La victoria en Huesca es la única que ha logrado el cuadro perico lejos de Cornellà, pero ya exhibió buena imagen en plazas complicadas como Balaídos (1-1) o el Bernabéu (1-0). 

Una muestra pequeña

Rubi prefiere dar normalidad al duelo en Sevilla y no exagerar su trascendencia a la hora de valorar el potencial del equipo perico ante grande rivales. “Es un poco injusto pensar así porque si te sale un mal partido no quiere decir que no puedes competir contra ellos. Es una muestra pequeña un solo partido. Cuando juguemos contra todos los grandes podremos hacer una análisis más preciso de si estamos para competir en estos encuentros”.

Un resultado positivo sería magnífico para encarar el parón de selecciones con la moral alta antes de recibir al Girona y comenzar el mes de diciembre con el Getafe, la vuelta de la Copa y el esperado derbi en Cornellà contra el Barça. “Todos hemos pasado épocas muy malas en el mundo del fútbol y valoramos mucho dónde estamos”, ha remarcado el técnico, que está convencido de que su equipo no sufrirá ningún vértigo por su ubicación en las alturas del campeonato.