Inicio Actualidad Rumanía no se pronuncia en el referéndum sobre el matrimonio homosexual

Rumanía no se pronuncia en el referéndum sobre el matrimonio homosexual

Una mujer vota en Bucarest

Una mujer vota en Bucarest

El referéndum con el que se pretende bloquear las uniones de parejas del mismo sexo en Rumanía comenzó hoy su segundo día tras una escasa participación y un desinterés palpable durante la jornada de ayer, aunque se espera que el flujo de votantes aumente en las próximas horas.

La consulta pretende modificar la Constitución para que el matrimonio no se defina, como ahora, como una unión entre dos personas sino entre un hombre y una mujer, para impedir así una hipotética legalización futura del matrimonio homosexual.

Los colegios electorales volvieron a abrir sus puertas a las 07.00 hora local (4.00 GMT) sin incidentes reseñables, según el Ministerio de Interior, y se cierran a las 21.00 horas (18.00 GMT), momento en el que se dará a conocer el sondeo a pie de urna.

Sólo un 7,24 % de rumanos se había desplazado a las urnas hasta las 10.00 hora local de este domingo, informó la Oficina Electoral Central (BEC), lo que hace peligrar la validez de la consulta, ya que necesita al menos el 30 % de los votos de unos 19 millones de ciudadanos.

No obstante, se prevé un incremento considerable después de la misa de domingo, escribió el sociólogo Barbu Mateescu en su perfil de Facebook.

El experto cree que la participación debería alcanzar al menos un 16,2 % a las 13.00 horas para que la consulta tuviera alguna oportunidad de ser válida. Un sondeo reciente de la empresa demoscópica CURS colocaba la participación probable en el 34 %, aseverando que un 90 % de los participantes votaría a favor de cambiar la Constitución.

Los movimientos religiosos que han convocado el plebiscito llegaron a reunir hace tres años unos 3 millones de firmas a favor de la consulta.

Orban sí lo ve trascendental

Aunque algunos diputados del Partido Nacional Liberal (PNL) expresaron su oposición a la consulta, el líder de esta formación, Ludovic Orban, consciente de la importancia del voto rural en las elecciones, depositó ayer su papeleta al considerar que la cuestión del referéndum «es extremadamente importante».

«El referendo es la opción más fuerte de la democracia a través del cual cada ciudadano puede expresarse directamente sobre las decisiones que toma la sociedad», declaró Orban a su salida del colegio electoral.

El presidente de la Unión Salvad Rumanía, Dan Barna, aseguró en Facebook que la baja participación ha demostrado que los «ciudadanos piensan que es un referéndum inútil» y que «es un tema con el que la sociedad no se identifica en gran medida».

A pesar de que no se ha pronunciado de manera oficial respecto al referendo, está previsto que vote también el presidente, Klaus Iohannis, en Sibiu, su ciudad natal, según declararon fuentes cercanas a la agencia Mediafax.