Inicio Actualidad Rusia corta el envío de gas a Europa a través de Polonia...

Rusia corta el envío de gas a Europa a través de Polonia tras acercarse Finlandia a la OTAN

Noticias relacionadas

El Kremlin ha advertido de que el ingreso de Finlandia en la OTAN será "definitivamente" y "sin duda" una amenaza para Rusia. Así lo ha afirmado este jueves el portavoz de Vladímir Putin, Dmitri Peskov, después del anuncio del país nórdico, con el que comparte más de 1.300 km de frontera.

La primera respuesta de Moscú tras el avance de Helsinki hacia la Alianza Atlántica ha consistido en cortar el suministro de gas a Europa a través del gasoducto polaco Yamal. El gigante gasístico ruso Gazprom, controlado por el Kremlin, ha informado que se trata de una contramedida a las sanciones que ha impuesto la Unión Europea. Según ha explicado la empresa rusa en un comunicado, la decisión "significa la prohibición de usar un gasoducto perteneciente al grupo EuRoPol GAZ [a cargo de la parte polaca del gasoducto Yamal-Europa] para transportar gas ruso vía Polonia".

Este corte del suministro se produce después de que el Ministerio de Exteriores ruso de Serguei Lavrov amenazara a Finlandia con "represalias de carácter militar-técnico y de otro tipo" si se une a la OTAN. "Helsinki debe ser consciente de la responsabilidad y las consecuencias de tal paso", ha añadido.

En un comunicado, Lavrov ha insistido en que la adhesión de Finlandia a la Alianza "causará graves daños a las relaciones bilaterales", por lo que Rusia ha afirmado que "se verá obligada" a tomar "represalias" para "detener las amenazas de seguridad a su territorio que se presenten al respecto".

Amenaza

Desde el Kremlin, Peskov ha señalado que "la nueva ampliación de la OTAN no hace nuestro continente más estable y seguro" y ha dejado claro que Rusia no tiene intención de entrar en guerra con la OTAN aunque sí ve una amenaza el ingreso de Finlandia. 

"Todos quieren evitar un choque directo entre Rusia y la OTAN, incluida Rusia. Esto también se ha dicho repetidamente en la OTAN y, quizás lo más importante, en Washington, incluso al más alto nivel", ha recordado el portavoz del Kremlin, que ha hecho referencia a EEUU en sus declaraciones. "El presidente Joe Biden ha dicho esas palabras, que no quiere una guerra Rusia-OTAN". 

Por otro lado, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dimitri Medvedev, ha alertado este jueves de que un posible conflicto entre Rusia y la OTAN podría llevar a una "guerra nuclear" a gran escala. Y ha avisado: suministrar a Ucrania con armas "aumenta la posibilidad" de conflicto entre las partes.

Finlandia, a la OTAN

Este jueves a primera hora, el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin, han dado luz verde al ingreso de su país en la OTAN. Se trata de una decisión histórica que rompe con más de ocho décadas siendo neutral. 

"Finlandia debe solicitar la membresía de la OTAN sin demora", han confirmado Niinistö y Marin. "Esperamos que los pasos a nivel nacional aún necesarios para tomar esta decisión se tomen rápidamente en los próximos días", han añadido.

Ahora sólo falta que el resto del Gobierno de coalición y el Parlamento den su respaldo oficial para formalizar la solicitud de ingreso, algo que podría dirimirse en unos días, dado el amplísimo consenso que hay entre todos los partidos.

La Alianza Atlántica recibirá "con los brazos abiertos" a Finlandia y el proceso de adhesión "será rápido", algo que ya aseguró Jens Stoltenberg el pasado mes de abril.

Amenaza nuclear de Rusia

Según el Gobierno de Finlandia, pertenecer a la OTAN fortalecería la seguridad de Finlandia y, a su vez, el país nórdico haría más fuerte a la Alianza. Este paso al frente de Finlandia, al que se prevé se una Suecia en los próximos días, es todo un desafío para Rusia. Por ello, Sauli Niinisto ha dejado claro que su adhesión a la OTAN no está dirigida "contra nadie", en alusión a Moscú.

Cabe recordar que ya el pasado mes de abril, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, amenazó con el despliegue de armas nucleares en el Báltico si Suecia y Finlandia ingresan en la OTAN.

"Habrá que reforzar a la agrupación de fuerzas de tierra, la defensa antiaérea, desplegar importantes fuerzas navales en las aguas del golfo de Finlandia. Y en ese caso ya no se podrá hablar de un Báltico sin armas nucleares. El equilibrio debe ser restablecido", advirtió Medvédev.

El 76%, a favor 

Finlandia, que comparte una frontera de 1.300 km (810 millas) y un pasado difícil con Rusia, se ha mantenido siempre neutral y con una posición de no alineamiento. Sin embargo, la guerra en Ucrania encendió todas las alarmas, no sólo en su Gobierno, también entre la población.

Así, tras el inicio de la invasión rusa en Ucrania, Finlandia y Suecia plantearon, por primera vez en décadas, su ingreso en la OTAN. Su ingreso era una posibilidad que ha cobrado fuerza en los últimos meses y que en abril estuvo ya sobre la mesa en la reunión que mantuvieron en Bruselas los ministros de Exteriores de la Alianza militar.

El apoyo a esta decisión de Finlandia de ingresar en la OTAN tiene el apoyo de casi 8 de cada 10 ciudadanos. En una encuesta publicada en la televisión pública Yle, el 76% de los finlandeses quieren que su país se adhiera a la Alianza, una cifra récord comparada con el 60% del pasado marzo.

En los últimos años, antes de la invasión de Ucrania, los partidarios de una adhesión a la OTAN en Finlandia representaban sólo el 20-30%. 

¿Y Suecia?

El caso de Suecia es similar al de Finlandia. La población sueca nunca se ha mostrado favorable sobre una hipotética adhesión a la Alianza. Pero la guerra en Ucrania ha cambiado las cosas.

Un sondeo de abril muestra que el 57% de los suecos apoyaría unirse a la OTAN si Finlandia también se convierte en un miembro. Este porcentaje cae si Finlandia no solicitara su adhesión, algo que está a punto de hacer a la espera del apoyo del Parlamento. 

Final de 2022 o principio de 2023

Si la adhesión de Suecia y Finlandia fructifica, los 30 países miembros de la OTAN deberán ratificar la membresía de ambas naciones europeas, lo que puede durar otro largo periodo de entre cuatro meses y un año, si bien se estima que se resolvería en la horquilla más corta de tiempo.

La entrada de Suecia y Finlandia a la OTAN podría culminarse antes de final de año o principios de 2023, después de un proceso de negociaciones de tan solo unos días dada la cercanía de los dos países escandinavos con la Alianza Atlántica.

Publicidad