Salah, a cualquier precio

5

Ni las últimas declaraciones de Salah en las que ha reconocido que no se “moverá del Liverpool”, frenan la intención del Real Madrid de fichar al jugador. Salah, a cualquier precio y cueste lo que cueste. En Concha Espina lo tienen claro y el egipcio es el delantero escogido para reforzar la plantilla en el próximo verano.

El jugador de los Reds ha pasado de ser uno más… a ser el principal objetivo del club blanco. Su espectacular temporada ha dejado perplejos a los dirigentes de la entidad, quién no ven mejor relevo para sustituir a Bale que el faraón. Eso sí, sin olvidarse que negociar con el conjunto inglés no es nada fácil.

En Chamartín tienen muy reciente la dificultad de la llegada de Coutinho al Barça. En Anfield son muy duros con las operaciones de salida y Klopp ya ha reconocido en varias ocasiones que no quiere perder a sus dos estrellas en un mismo año y “Salah no está en venta”. Ante esta férrea postura, el Madrid ha tomado una decisión: fichar a Salah por cualquier precio.

Directivos y cuerpo técnico coinciden en no escatimar en gastos a la hora de fichar al egipcio. Con la venta de Bale, que incluso puede servir de trueque por el egipcio, y las salidas de otros jugadores esperan equilibrar la balanza para traer a Salah. Aun así, y con esa premisa bien marcada, los madridistas confían en conseguir al jugador por menos de 200 millones.

La operación no será fácil

La operación no será fácil. Desde Inglaterra apuntan que el jugador vendría al Madrid si se cumplen dos condiciones. La primera ser un jugador importante en la plantilla. Un punto que en el club blanco tienen más que claro, ya que hasta le cederían el dorsal número 11. Y el segundo factor sería ser el segundo jugador mejor pagado, sólo por detrás de Cristiano. Una condición que, por el momento, tendrán que estudiar en las oficinas del Bernabéu.

El próximo 26 de mayo, el Liverpool y el Real Madrid se verán las caras en la final de la Champions. Una gran ocasión para convencer al Faraón que su sitio está en el Bernabéu con los ‘Reyes de Europa’.