Inicio Actualidad Salah impresiona al Madrid

Salah impresiona al Madrid

De alternativa a realidad. Mohamed Salah se está convirtiendo en uno de los favoritos a galáctico del verano en el Real Madrid después de exhibiciones como la de este miércoles ante el Manchester City, dónde guió al Liverpool a una importante victoria –con gol y asistencia incluido– que les pone pie y medio en semifinales de Champions.

Electricidad, descaro, confianza en sí mismo y sobre todo efectividad de cara a puerta es lo que ha llevado al egipcio a esta situación. Tal y como revelamos en OKDIARIO a principios de año, el club blanco manejaba excelentes informes de Salah, que entonces era una opción de las muchas que había para reforzar el ataque madridista.

Ya casi mes y medio después, también informamos desde nuestro medio que Salah había pasado a ser una alternativa real para el Real Madrid. La recurrente necesidad de un goleador que se complemente con Cristiano Ronaldo ahora que Benzema se ha quedado sin oportunidades, situaba al natural de Nagrig entre sus favoritos

Ahora ya sus increíbles registros en el Liverpool no dejan lugar a dudas y Salah se está poniendo a la altura de Kane en las oficinas del Bernabéu para llevar a cabo esta hipotética operación, siempre y cuando Neymar no se manifieste. Sus 38 goles y 13 asistencias en 43 partidos oficiales esta temporada con el Liverpool, un tanto cada 89 minutos, ya mejoran los números del delantero inglés: 35 dianas y cuatro pases de gol, uno cada 92 minutos.

Un jugador de pocas lesiones

Desde que Salah aterrizó en el Chelsea en invierno de 2014 –procedente del Basilea suizo– tan sólo se le conocen tres lesiones después de que tuviese que ser sustituido este miércoles en el partido ante el Manchester City como ésta última.

El extremo egipcio es un jugador muy físico, pero que no sufre muchas lesiones musculares, algo que preocupa en el Real Madrid por los antecedentes de Bale. Después de su pésima experiencia como blue, lo jugó todo en la Fiorentina, con la Roma únicamente se perdió tres partidos por diversas dolencias en dos cursos y ahora ha sufrido la segunda parada en el dique seco de la campaña en el Liverpool, la otra apenas fue de dos encuentros en enero.