Inicio Actualidad Sánchez dice ahora que no llegarán en 2018 las ayudas por violencia...

Sánchez dice ahora que no llegarán en 2018 las ayudas por violencia de género que prometió en agosto

Tras criticar al Gobierno de Mariano Rajoy por no desbloquear las ayudas previstas para Comunidades Autónomas y Ayuntamientos en el Pacto de Estado contra la violencia de género, el Ejecutivo socialista admite ahora que no da tiempo a que ese dinero se distribuya este año. 

Con la llegada de Pedro Sánchez, la Conferencia Sectorial de Igualdad alcanzó el 31 de julio un acuerdo entre Comunidades autónomas para el reparto de los 100 millones de euros previstos en este Pacto de Estado y cuya ejecución corresponde a las regiones.

La decisión fue publicada el 4 de agosto en el Boletín Oficial del Estado. Sin embargo, el Ejecutivo reconoce ahora que si bien “lo avanzado de las fechas en las que se han adoptado las medidas para que las Comunidades Autónomas puedan recibir los fondos para el desarrollo de las medidas contenidas en el Pacto de Estado, impide que estas puedan ser llevadas a efecto en su totalidad en el ejercicio 2018″. Así consta en una reciente respuesta por escrito en el Congreso. 

Además de esos 100 millones, el BOE recogió también otro crédito de 6.500.000 euros para el desarrollo de programas y la prestación de servicios que garanticen el derecho a la asistencia social integral a las víctimas de violencia de género y la atención a los menores; otro de 1.000.000 euros destinado a implementar la propuesta común para la mejora de la coordinación y desarrollo de planes personalizados; y otro de 2.000.000 euros para programas para el apoyo a víctimas de agresiones o abusos sexuales.

El PSOE criticaba a Rajoy

El Gobierno del PP se comprometió a financiar con 200 millones de euros adicionales anuales ­-80 para medidas estatales, 100 a repartir entre las comunidades autónomas y otros 20 para los ayuntamientos- el plan contra la violencia de género. Sin embargo, el borrador previo a los Presupuestos de Rajoy sólo recogía 80 millones correspondientes a la partida estatal. El PSOE abanderó las críticas al Ejecutivo en este tema, y presentó una iniciativa en el Congreso -apoyada por todos los grupos- para desbloquear el reparto. Ahora, paradójicamente, se ralentiza. 

El Pacto de Estado contra la violencia de género, un consenso histórico en el Parlamento, se ratificó en julio de 2017, con la única abstención de Podemos. El pacto incluyó 200 medidas y un compromiso presupuestario de 1.000 millones de euros, a distribuir en cinco años.

Desde el partido de Pablo Iglesias justificaron su abstención en que “el pacto aporta cosas pero no son suficientes” y porque consideraba que la dotación presupuestaria no estaba garantizada.

El PSOE, por su parte, logró incluir su propuesta de modificar la actual ley del aborto para que las menores de 18 años víctimas de violencia de género o intrafamiliar no necesiten del consentimiento paterno para abortar.