Inicio Actualidad Sánchez no consigue cerrar encuentros de primer nivel en la cumbre del...

Sánchez no consigue cerrar encuentros de primer nivel en la cumbre del G-20

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llegado a Buenos Aires donde participará, hasta este sábado, en su primera Cumbre del G-20, un foro de gobernanza global que, en esta ocasión, se presenta marcado por múltiples tensiones entre grandes potencias.

A la guerra comercial entre Estados Unidos y China –ambos presentes en la Cumbre– se suma ahora la tensión en el Mar de Azov después de que Rusia haya apresado buques ucranianos y, como foco de atención añadido, la presencia del heredero saudí, Mohamed bin Salmán, a quien, según la prensa estadounidense, la CIA ha vinculado con el asesinato del periodista crítico Jamal Khashoggi. A todo ello se suman las dificultades económicas del anfitrión, Argentina.

Acompañado de Calviño 

Sánchez, que aterrizó en Buenos Aires minutos después de las 20.00 horas, (hora local), estará acompañado por la ministra de Economía, Nadia Calviño. El líder del Ejecutivo acude a un foro que el Ejecutivo considera muy importante para la proyección internacional de España y también para la gobernanza global que, a su modo de ver, es la única vía para afrontar retos como las migraciones o el cambio climático.

Además, aprovechará la cita para mantener una reunión con el presidente argentino, Mauricio Macri, que es además presidente de turno del G20, así como con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y con el primer ministro indio, Narendra Modi. También podría reunirse con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con el que ya se ha encontrado tanto en Bruselas como en una visita específica que realizó a Montreal.

Macri, Modi y Trudeau

Dado que comenzó su mandato en junio, el Gobierno de Sánchez llegó a los preparativos para el G20 a mitad de camino. Los gobiernos participantes tratarán de aprobar una declaración conjunta y el español asegura que ha dejado claros sus puntos de vista y sus objetivos en materias como las migraciones, el comercio o cambio climático, en una apuesta clara por el multilateralismo. Aún están por ver, admiten las fuentes, los resultados finales.

Además, fijará como prioridades el crecimiento y la estabilidad económica, el empleo digno y de calidad, igualdad, transición ecológica fiscalidad justa, migraciones y lucha contra la corrupción.

España es desde 2008 invitada permanente al G20, un grupo formado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.