Inicio Actualidad Sánchez presume en Davos de la fortaleza de España y alerta de...

Sánchez presume en Davos de la fortaleza de España y alerta de los «partidos que abren gobiernos a la ultraderecha»

Pedro Sánchez ha dedicado su intervención de este martes en el Foro de Davos para presumir de la fortaleza de la economía española pese al embate de la crisis energética y de la guerra en Ucrania. El presidente del Gobierno ha aprovechado además su discurso para arremeter (de forma indirecta y sin nombres) contra pacto del Partido Popular con Vox en Castilla y León al alertar hasta en dos ocasiones contra los partidos conservadores que abren la puerta de los Gobiernos a las fuerzas de ultraderecha antieuropeas.

«Parece que el año 2023 no será un buen año para la economía mundial. Estará marcado por la incertidumbre causada por la guerra, la inflación y el estancamiento de algunos de sus países más grandes. Aunque España sufrirá inevitablemente algunos de los efectos de este contexto, también está mostrando signos magníficos de resiliencia y fuerza«, ha dicho Sánchez en su intervención ante las élites globales en un inglés fluido.

«En este momento, España tiene el mayor nivel de empleo de su historia, continúa creciendo por encima de la media de la eurozona y registra la menor tasa de inflación de la UE. De hecho, todas las organizaciones internacionales están de acuerdo en que España será una de las economías occidentales que navegará mejor este periodo de incertidumbre y ralentización económica«, ha destacado el presidente del Gobierno.

[Sánchez pide en Davos que la UE «se inspire» en la ‘ley Biden’ contra el IPC y evitar la guerra comercial con EEUU]

Sánchez ha hecho valer además las reformas realizadas por su Gobierno en el mercado laboral, la formación profesional o las universidades, así como del papel de liderazgo de España en el debate sobre la reforma del mercado energético en la UE. También ha defendido los diferentes paquetes de ayudas (por un valor total de 45.000 millones de euros) que ha aprobado para combatir la inflación y la crisis energética.

En la presidencia española que comienza en julio, el presidente del Gobierno ha prometido dar prioridad a reforzar la autonomía estratégica y la política industrial de la UE. Aunque sin descuidar las alianzas con socios como los Estados Unidos de Joe Biden o también los países de África y sobre todo de América Latina.

Sánchez ha señalado el auge del populismo como uno de los principales riesgos que amenazan el orden internacional basado en reglas. «No podemos ser complacientes, el principal riesgo es que los partidos conservadores abran la puerta de Gobiernos a los partidos de extrema derecha. Esto es algo que va contra la UE», ha indicado.

«¿Algún ejemplo que quiera compartir con nosotros?«, le ha preguntado el presidente del Foro de Davos, Borge Brende. Sánchez ha esquivado la cuestión y ha eludido mencionar explícitamente al Partido Popular o a Vox. Pero ya en su discurso inicial había hablado de las «semillas podridas» que Vladimir Putin ha sembrado en los Estados miembros de la UE, a las que según ha dicho hay que combatir.

«No olvidemos que el autócrata ruso no está solo en estas aspiraciones reaccionarias de dar marcha atrás al reloj. Tiene algunos aliados en Europa. Ahora esconden sus simpatías y conexiones con Putin, pero hace algunos años le visitaban y elogiaban su actuación», sostiene Sánchez. 

«Debemos evitar que estas fuerzas políticas lleguen a las instituciones y destruyan la UE desde dentro. Porque la amenaza es muy real. Especialmente en esos países en que estas fuerzas de extrema derecha tienen el apoyo de los partidos conservadores tradicionales, que les están abriendo la puerta de los Gobiernos», ha dicho el presidente

«Les combatiremos con la misma determinación y convicción que los ucranianos están combatiendo a las fuerzas rusas, pero con armas diferentes. Nuestras armas serán la democracia, la transparencia y unas políticas eficaces», sostiene Sánchez. En este sentido, el presidente del Gobierno ha reclamado a las «élites globales» presentes en el Foro de Davos que colaboren en la lucha contra la desigualdad y la injusticia social.

En su introducción al discurso de Sánchez, el presidente del Foro de Davos ha destacado que España se ha convertido en «una voz indispensable en temas europeos y en la defensa de los valores europeos en una era de polarización». 

Según Brende, el Gobierno español «ha mostrado que es posible revivir el crecimiento incluso en tiempos difíciles mediante reformas y ha puesto a España en la vanguardia de la doble transición digital y verde». La cooperación europea que defiende Sánchez ha dado «claros resultados para nuestro país», sostiene el presidente de Davos.

Publicidad