Inicio Actualidad Sánchez respaldará el giro de Petro en Venezuela y le animará a...

Sánchez respaldará el giro de Petro en Venezuela y le animará a negociar con Maduro

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tratará este miércoles durante su entrevista con Gustavo Petro, la situación de Venezuela. Según fuentes gubernamentales, el jefe del Ejecutivo español le mostrará al nuevo presidente colombiano su respaldo ante el giro diplomático que ha mostrado con su país vecino.

Ambos coincidirán en la importancia del diálogo como clave para resolver la situación de Venezuela. Sánchez, que además de una rueda de prensa junto a Petro ofrecerá una entrevista en el principal programa de radio colombiana, defenderá que la solución pasa por un diálogo entre Maduro y la oposición

Un giro en la región

Con la llega del izquierdista al Palacio de Nariño, Nicolás Maduro ha visto como uno de sus grandes rivales, Iván Duque, abandonaba el poder. Desde hace años, Colombia ha sido un dique de contención de los bolivarianos.

Las tensas relaciones entre los dos países vecinos llegaron a su cénit en 2019, tras el reconocimiento de Juan Guaidó como «presidente encargado». En ese momento, Maduro rompió las relaciones culpando al «gobierno fascista de Colombia». Bogotá se negó a nombrar un embajador en el país y Duque llegó a acusar de «grave delito de lesa humanidad» a su homólogo venezolano tras boicotear en la frontera los envíos de ayuda humanitaria, mientras la hambruna asolaba Venezuela.

Sin embargo, todas aquellas tensiones han pasado a mejor vida tras la toma de posesión de Petro. Una de sus primeras decisiones ha sido nombrar como embajador al senador Armando Benedetti. Maduro también ha restablecido relaciones al nombrar a su excanciller, Félix Plasencia, al frente de la embajada venezolana en Bogotá. En La Moncloa ven con agrado estas nuevas relaciones entre ambos países y respaldarán este deshielo en la cuenca del Caribe.

Respaldo a la negociación con el ELN

Pedro Sánchez también animará a Gustavo Petro a seguir sus negociaciones con la narcoguerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). En La Moncloa no ocultan su simpatía por el «proceso de paz» pese a que en 2019, los terroristas pusieron una bomba en una escuela de policías en Bogotá que asesinó a una veintena de personas. Petro, desde su llegada al poder hace apenas quince días, ha cambiado la política de Duque de tolerancia cero contra el ELN y ha suspendido las órdenes de captura y extradición contra los negociadores de esta guerrilla que permanecen en Cuba.

El respaldo de Sánchez no sólo será verbal. Fuentes del Gobierno adelantan que el presidente del Gobierno visitará el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, creado por Petro cuando era alcalde de la capital para la «memoria histórica». Allí, Sánchez recibirá una copia del «informe final de la Comisión de la verdad».

No creen en la «bolivarización» de Petro

La idea de La Moncloa durante esta gira iberoamericana es acompañar a los nuevos Gobiernos latinoamericanos, la mayoría de corte de izquierdas, que han llegado al poder durante los últimos años y una manera, también, de posicionarse ante el previsible cambio en otros países, como puede ser Brasil donde el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva parte con ventaja.

En el Gobierno no creen que Petro se vaya a convertir en un nuevo Chávez, Ortega o Maduro y ponen como ejemplo el nombramiento de conservadores para las carteras de Exteriores o Hacienda, donde no dudan en elogiar al ministro de finanzas José Antonio Ocampo.

Una prueba de ello es la cantidad de empresarios que acompañarán a Sánchez en el Falcon y que participarán en los foros empresariales con el Gobierno colombiano. Además de representantes de la Cámara de España o de la CEOE habrá altos ejecutivos de Indra, OHL, SACYR, Navantia, Airbus España, IDOM, Llorente y Cuenca, Hispasat, URBAS o Red Eléctrica.

Doblar el número de inmigrantes hondureños en España

Tras Bogotá, Sánchez partirá hacia Quito en la primera visita de un presidente del Gobierno español a Ecuador en 20 años. Allí, Sánchez tendrá una reunión con uno de los pocos jefes de Estado liberal-conservadores que se mantienen en el poder, Guillermo Lasso. Tras el parón ecuatoriano, Sánchez volará hacia Tegucigalpa para reunirse con Xiomara Castro, que ha tomado posesión hace unos meses y cuyo nombramiento fue saludado con efusividad por parte del Grupo de Puebla, del que forman parte expresidentes como José Luis Rodríguez Zapatero.

En Honduras, Sánchez firmará un acuerdo para doblar el número de inmigrantes hondureños en España, algo a lo que se comprometió el Gobierno ante EEUU en la Cumbre de las Américas. El plan de «migración circular», firmado por ambos países, sólo contemplaba hasta ahora la recogida de la fruta y se extenderá desde este mes de septiembre a las más altas cualificaciones profesionales.

Objetivo: Presidencia de turno de la UE

La gira de Iberoamérica de este mes de septiembre se enmarca dentro de los trabajos previos de Sánchez para la presidencia de turno de la UE a partir del segundo semestre del 2023. La idea del Gobierno es hacer un cumbre UE- CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que no se celebra desde 2015.

El Gobierno ya ha contacto con el presidente argentino, el kirchnerista Alberto Fernández que preside de manera rotatoria ese organismo, para celebrar una cumbre a la que esperan que asistan más de 60 jefes de Estados de Europa y de América Latina. Lo que sería, según fuentes del Ejecutivo, uno de los hitos de Sánchez al frente de la presidencia rotatoria de la UE.