Inicio Actualidad Sánchez se pone como ejemplo para el resto del mundo y proclama...

Sánchez se pone como ejemplo para el resto del mundo y proclama que «España avanza» obviando sus pactos con Bildu

No había rival y no hubo sorpresas. Pedro Sánchez ha sido proclamado nuevo presidente de la Internacional Socialista en el XXVI Congreso de esta alicaída organización que ahora pretende resucitar exportando sus ideas al resto del planeta.

Ante su plenario reunido en IFEMA, con representantes de partidos de 186 países, Sánchez se ha puesto como ejemplo citando sus «Presupuestos sociales» y «sus impuestos a las grandes corporaciones». Un modelo que, según el jefe del Ejecutivo, «es hacer socialismo». Ha sido durante una jornada buenista en la que no han faltado deseos para «alcanzar la paz en el mundo» o ideas como «regalar» poesías a Vox.

Poesía para «combatir» a Vox

«Cada vez que oigamos a esa derecha extrema, regalémosles un poema. Por ejemplo: uno de Gloria Fuertes«, ha afirmado José Luis Rodríguez Zapatero, que ejerció de telonero de Sánchez. El expresidente ha llegado incluso a recitar a la poetisa madrileña. «Lamer el plato, pegar sellos. Usemos la lengua para todo menos parar herir», ha afirmado.

Sánchez ha evitado referirse a los de Abascal. Su intervención ha comenzado sólo unos minutos después de que finalizase la concentración de Vox en Colón en la que miles de personas han protestado contra las políticas del Gobierno. «Frente a su ruido y sus insultos, España avanza«, ha presumido el presidente del Gobierno en referencia «a la derecha y la extrema derecha».

«España avanza»

Sánchez ha preferido ponerse como paradigma «del socialismo que viene», utilizando en varias ocasiones la coletilla «España avanza». Según el presidente, desde que se aprobaron las cuentas, en nuestro país «se protege a la gente». Su afirmación ha sido muy aplaudida entre los 14 ministros socialistas y los cuatro barones del PSOE (Barbón, Chivite, Andreu y Vara) que han estado en primera fila.

«España avanza porque a las grandes empresas les pedimos un mayor esfuerzo mientras se lo aliviamos a la mayoría social de españoles y españolas», ha incidido el presidente obviando que esas cuentas salieron adelante con el respaldo de Bildu y ERC a cambio de cesiones dispares como la transferencia de la Guardia Civil a Navarra o los cuarteles de la Benemérita abandonados en Cataluña.

Sánchez ha aprovechado para cargar contra la CEOE a la que ha responsabilizado de que no haya un pacto de rentas. «Le pedimos a la patronal que se siente ya con los sindicatos«, ha añadido en un largo discurso que apenas ha tenido referencias nacionales, salvo para ponerse como ejemplo del socialismo, y sí mucho trasfondo internacional.

La paz en el mundo

Sánchez ha apostado por «revisar la deuda pública» de los países «que sufren la emergencia climática» y de Ucrania. La invasión rusa ha sido citada en varias ocasiones. «Ha llegado la hora de la paz», ha afirmado mientras que ha presumido de forjar «una diplomacia de la paz».

Un Sánchez más buenista que en otras ocasiones, y rozando el nivel de algunos concursos de belleza, ha prometido que trabajará «por la paz en el mundo» y el «fin de todos los conflictos bélicos». Incluso se ha atrevido a pedir que hay que «globalizar la paz».

xxvi-congreso-de-la-internacional-socialista-is.jpg
Pedro Sánchez, presidente de la Internacional Socialista

Más económico ha estado Zapatero que ha pedido «establecer límites a la riqueza» y ha añadido que «la pobreza no tiene límites». En lo que ambos han coincidido es en apostar «por más feminismo» . En ese sentido, Sánchez ha designado a la ghanesa Benedicta Lasi, como número dos de la Internacional y cuya intervención ha sido más aplaudida que la del flamante presidente.

Una plataforma

Sánchez ha asegurado que, de esta Internacional, se «forjará el socialismo que viene». Lo que nadie duda es que será una magnífica plataforma de autopromoción. La organización llevaba años en decadencia y sin apenas reunirse. La idea de Sánchez es convertirla «en un polo progresista» y, según sus colaboradores, se ha puesto como objetivo volver a integrar a partidos como el SPD alemán que se salieron por impagos.

De hecho, los socialdemócratas alemanes ya han participado mediante un vídeo grabado que se exhibió en la clausura del Congreso. También lo hizo la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. Sánchez quiere volver a convertir a la Internacional Socialista en una agrupación «de partidos socialdemócratas y laboristas de todo el mundo».

Publicidad