Inicio Actualidad Sanofi se lanzará a producir la vacuna en abril sin haber finalizado...

Sanofi se lanzará a producir la vacuna en abril sin haber finalizado los ensayos

Madrid, 13 de octubre de 2020 (11:30 CET)

Sanofi ha pisado el acelerador. La farmacéutica francesa, todavía en fase II, quiere atrapar a Astrazeneca, Pfizer y Moderna y ya pone fecha a la producción de su vacuna: abril y mayo de 2021. «Nuestro objetivo es llegar a tener una vacuna para mediados del año próximo», ha asegurado este martes el presidente de Sanofi en Francia, Olivier Bogillot, en una entrevista a la emisora France Info.

Esta investigación se está llevando a cabo actualmente en cientos de personas en las que se evalúan los efectos secundarios y la reacción del sistema inmunitario, pero todavía tiene que pasar a la etapa final, que supone realizar pruebas en al menos 30.000 participantes.

«Una vez que tengamos los resultados de la fase 2, que se esperan para diciembre, sin esperar siquiera a los resultados de la fase 3 que estarán disponibles entre abril y mayo, lanzaremos la producción», se ha aventurado Bogillot.

«Una vez que tengamos los resultados de la fase 2 (…) sin esperar siquiera a los resultados de la fase 3, lanzaremos la producción»

Eso significa, tal y como reconoce la propia compañía, que va a lanzar la producción antes incluso de tener los resultados de la etapa final. “Simplemente porque una vez que tengamos los resultados de la fase 3, si son buenos, habremos ganado al menos todo ese tiempo para que la vacuna esté disponible», se ha justificado Bogillot.

La mayor parte de los voluntarios de Sanofi son blancos

Pero aunque comience la producción del antídoto, el lanzamiento de la vacuna no será camino fácil. Igual que otras farmacéuticas como Moderna o Pfizer, Sanofi también ha tenido dificultades para encontrar variedad étnica en su voluntariado.

En septiembre, John Shiver, vicepresidente senior de investigación y desarrollo de vacunas globales de Sanofi, confesó en declaraciones a Bloomberg que hasta el momento la compañía había investigado principalmente en pacientes blancos. No obstante, garantizó que de cara a la fase III reclutarían “una tremenda diversidad de voluntarios”, sobre todo en países donde los casos de Covid-19 continúan en aumento.

Esto ocurrirá una vez que la compañía se haya lanzado ya a producir la vacuna, sin saber si será segura o efectiva para toda la población. Aunque todavía pueden surgir contratiempos que pueden echar por tierra todo el trabajo. Además, Sanofi hace pública esta noticia justo el mismo día en el que la investigación de Johnson & Johnson ha sido paralizada por una enfermedad «inexplicable» que ha surgido en uno de sus 60.000 participantes.

La UE tiene reservadas 300 millones de dosis de la vaucna de Sanofi

Hace un mes la Unión Europea reservó 300 millones de dosis del prototipo que desarrolla Sanofi. El acuerdo permitirá repartir la vacuna entre todos los estados miembro del bloque, así como donar dosis a algunos países con ingresos bajos y medios. Además, la Comisión Europea se compromete a financiar parte de los costes iniciales para finalizar el desarrollo del prototipo.

Sanofi utiliza la misma tecnología en la que se basó para fabricar vacunas contra la influenza, una enfermedad respiratoria también contagiosa que puede infectar también a los pulmones. A esto hay que añadirle el adyuvante de Glaxo, un refuerzo que contribuye a la inmunización que reduce la cantidad de vacuna requerida por dosis, por lo que permite que más personas puedan vacunarse y crear inmunidad de mayor duración. Aun así, es altamente probable que esta vacuna requiera dos dosis.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es