Inicio Actualidad Santander cree que el nuevo impuesto «estigmatiza» a la banca y «difícilmente»...

Santander cree que el nuevo impuesto «estigmatiza» a la banca y «difícilmente» combatirá la inflación

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, tampoco ha ocultado sus críticas sobre el nuevo impuesto a la banca que el Gobierno pretende implantar y para el que los socios políticos han registrado hoy una proposición de ley. El banquero considera que este tributo «estigmatiza» al sector y que no va a ser una solución para combatir la inflación.

«Desde el punto de vista general e independientemente de a quien afecte, la inflación difícilmente se combate con impuestos«, ha señalado el ejecutivo durante la presentación de resultados de la entidad, que ganó en el primer semestre 4.894 millones, un 33% más.

Con todo, Álvarez ha señalado que lo primero que le preocupa de este impuesto «es que se estigmatiza al sector». «Hay unos orígenes muy claros de por qué se produce la inflación [elevada] y a algunos sectores se les estigmatiza», ha lamentado Álvarez, en cuya opinión la banca hizo durante la pandemia «un esfuerzo enorme», con la colaboración con el ICO y abriendo las oficinas pese al confinamiento.

[Santander eleva un 33% su beneficio del primer semestre, hasta 4.894 millones]

El banquero ha explicado que el coste del capital del sector aún es del doble de la rentabilidad (medida a través del ROE medio del 6%) y que el sector tiene «impuestos muy altos ya».

«Tenemos una imposición bastante amplia a la que añadir algo más no me parece lo más oportuno», ha añadido, agregando después que «el sector bancario es crítico para el funcionamiento de la economía».

Batalla legal

Preguntado concretamente sobre si el banco planea acudir a los tribunales para pelear el impuesto, como ya ha anunciado Bankinter que hará, Álvarez ha apuntado que, al no conocer aún los detalles del impuesto, esa hipotética batalla legal «no es la cuestión».

Según Álvarez, añadir unos 3.000 millones al pago de impuestos de la banca implica sacarlos del capital, con lo que podría restarse capacidad para prestar unos 50.000 millones.

[Las energéticas pagarán el nuevo impuesto por su cifra de negocio y la banca por el margen de intereses]

El banquero ha apuntado también que espera que las críticas a la banca no sean «una maldición eterna». «Hemos hecho esfuerzos, no ha sido siempre así. En el medio de la Covid nuestros clientes estaban encantados de volver a vernos», ha señalado, añadiendo que, en su opinión, «la visión de los clientes [de la banca] es mucho más positiva».

Para Álvarez, la banca es «un sector que hace un buen trabajo» y que pone en el mercado una «oferta de crédito amplia y a buen precio, con una competencia real». «Pocos sectores tienen tanta competencia y esto favorece a la economía», ha añadido.

Publicidad