Inicio Actualidad Santi Mina saca oro de Mestalla

Santi Mina saca oro de Mestalla

El Valencia sigue vivo en la Champions League tras ganar al Young Boys por 3-1 en Mestalla. Esta vez el equipo sí se lo tomó como una final y gracias a un acertado Santi Mina consiguieron estrenar su casillero de victorias en esta competición. El delantero gallego, pichichi del equipo con cuatro dianas, anotó un doblete para adelantar a los suyos en dos ocasiones y anular el tanto de Assalé, para que después Carlos Soler pusiera la puntilla al partido y llevarse tres puntos que les permite seguir dependiendo de sí mismos.

El cuadro blanquinegro se la jugaba, solo le valía la victoria para seguir vivo en esta competición y así lo hicieron. Marcelino apostó por dar continuidad al once que se enfrentó al Girona el pasado sábado en Mestalla en el que cayeron por 0-1 pero merecieron algo más. Contra el Young Boys salieron dispuestos a llevarse los tres puntos y no cometer los errores del duelo de ida en Suiza.

En los primeros minutos el árbitro anuló un gol de Rodrigo por fuera de juego dudoso del delantero. Se notaba la mejoría con respecto al duelo de hace dos semanas, era otro Valencia. No tenían muchas ocasiones pero se acercaban con peligro por el flanco izquierdo del ataque por mediación de Guedes. No sería hasta el minuto 14 cuando Santi Mina adelantaría a los locales en su primera gran oportunidad.

El delantero gallego está siendo el hombre gol del equipo desde que volvió de la lesión. Esta vez aprovechó el rechace tras un tiro de Carlos Soler por encima del portero que se estrelló en el palo para empujar el balón a puerta vacía. Todo arrancaba igual que en el Stade de Suisse, el cuadro valenciano se adelantaba en el marcador y era superior a su rival.

Los suizos dieron un aviso en el minuto 24 con un disparo de Assalé. Por fortuna el jugador del Young Boys no conectó bien el disparo y se marchó fuera. El cuadro blanquinegro tenía la pelota pero no conseguía conectar con sus delanteros en el último pase y poner en apuros a Von Ballmoos. Al final se terminó repitiendo la historia y el cuadro visitante empató por mediación de Assalé en el 37, en una acción polémica puesto que hay falta a Coquelin en el inicio de la jugada.

Mina y Soler dan aire al Valencia

A diferencia del duelo anterior, esta vez el Valencia no se vino abajo y cinco minutos después se volvía a poner por delante en el marcador gracias, de nuevo, a Santi Mina. El gallego volvía a aparecer para sacar las castañas del fuego y levantar a Mestalla con un gol de pillo, con los tacos, tras un centro de Carlos Soler. Esa diana permitía a los ches respirar un poco e irse ganando al descanso.

Los pupilos de Gerardo Seonae saltaron mucho mejor al césped en el inicio del segundo tiempo. Apretaron y gozaron de alguna oportunidad para igualar el choque, aunque sin poner en apuros a Neto. Cuando mejor estaba el equipo suizo llegó el tercero del Valencia. Carlos Soler recibió un pase de Rodrigo, como en el primer gol, y esta vez no falló y mandó el balón al fondo de la red para poner el 3-1.

El Young Boys se queda con 10

El canterano obtuvo el premio merecido al gran partido que estaba realizando. Se le estaba resistiendo el gol en este inicio de temporada, pero Soler volvió a demostrar que es una de las piezas clave de este Valencia anotando un tanto clave en un partido, que era como una final. Con este resultado, Marcelino decidió retirar al goleador Santi Mina del campo para evitar sustos ya que acaba de volver de una lesión para poner a Gameiro.

Instantes después optó por dar descanso a Guedes, que en la previa reconoció estar algo cansado, y poner a Ferran Torres. El equipo tenía en su mano la segunda victoria del curso, la primera en la Champions y la primera como local. Pero el encuentro se le pondría más de cara con la expulsión de Sanogo en el minuto 77 por una dura entrada sobre Coquelin. Wass estuvo apunto de anotar el cuarto en una de las últimas jugadas del choque. Al final se mantuvo el 3-1 y el Valencia sigue soñando con estar en octavos.