Inicio Actualidad Santiago Abascal: «Habrá un momento en el que el pueblo querrá colgar...

Santiago Abascal: «Habrá un momento en el que el pueblo querrá colgar de los pies a Sánchez»

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado este domingo que «habrá un momento» en el que el pueblo querrá «colgar de los pies» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pues, a su juicio, es una persona que ha «vendido» su principios y «puede hacer cualquier cosa» para mantenerse en el poder, incluso «pisar las leyes» o «poner en riesgo la unidad nacional».

Para Abascal, el jefe del Ejecutivo «no es astuto y hábil como la gente piensa», sino que es «un político que no tiene escrúpulos, que no tiene principios» y, por lo tanto, «tiene una ventaja competitiva sobre los políticos honrados» que «nos ponemos límites».

«Yo tengo unos límites morales. Yo tengo unos principios. No puedo venderlos. Sánchez no tiene ninguno», ha definido Abascal en una entrevista con el diario argentino Clarín, que ha recogido Europa Press.

Sin embargo, Abascal ha señalado que «habrá un momento dado» en el que «el pueblo querrá colgarlo de los pies», defendiendo al mismo tiempo que Sánchez tendrá enfrente a la «oposición contundente» de Vox. Además, ha cargado contra la «oposición dubitativa» que, en su opinión, ejerce el PP porque «le criticaba, pero le ofrecía la mano». «No se le podía ofrecer nada. Distancia total con los socialistas», ha zanjado.

Respecto al resultado electoral de las elecciones del 23 de julio, el líder de Vox ha recordado que ofreció los votos de la investidura de Alberto Núñez Feijóo «a cambio de nada», al tiempo que ha vuelto a afear la campaña electoral del PP en la que «demoniza a su socio, Vox», según sus palabras.

«El Partido Popular promociona encuestas falsas que decían que estaba cerca de la mayoría absoluta y que incluso Vox no iba a ser necesario. Y hay mucha gente que decide no ir a votar», ha afirmado Abascal.

El PSOE responde

Dirigentes del PSOE y ministros del Gobierno de Sánchez han criticado las declaraciones de Abascal a través de las redes sociales. En este sentido, la vicepresidenta cuarta, María Jesús Montero, las ha calificado de «indignas» pues es «una grave incitación al odio».

«Algún día lamentaremos un daño irreparable. ¿Feijóo tiene algo que decir? ¿No es suficiente para echarlos de los gobiernos que comparten? Exigimos condena inmediata», ha pedido en la red social X.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, quien ha afeado al líder de Vox que vaya a la toma de posesión del presidente argentino, Javier Milei, donde se «junta» con el húngaro Viktor Orbán y «vomita amenazas contra el presidente del Gobierno».

«Es el retrato de un totalitario que ha cruzado todos los límites», ha señalado el dirigente vasco, que ha interpelado directamente al líder del PP: «¿Qué opina Núñez Feijóo de que su principal socio quiera ver muerto al presidente del Gobierno? ¿Piensa hacer algo o todo le vale?», ha preguntado.

«Habría sido vicepresidente del Gobierno con Feijóo. Este nivel de odio e insulto es insoportable e intolerable. España es mucho mejor que estos ultras», ha zanjado, por su parte, el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Óscar López. «El socio de Feijóo. Pero luego se rasgan las vestiduras por cualquier fruslería», ha escrito, a su vez, el ministro de Transportes, Óscar Puente.

Fuentes del PSOE también han exigido al líder de la oposición que rompa sus acuerdos de gobierno con Vox porque de no hacerlo «será cómplice». «¿Comparte Feijóo las palabras de su socio? ¿Va a romper los acuerdos que mantiene en CCAA y ayuntamientos con el partido neofascista Vox? Son dos preguntas sencillas. Esperamos respuesta urgente ante la gravedad de las declaraciones», han exigido los socialistas.

«No compartimos las declaraciones»

El Partido Popular, por su parte, ha respondido a los comentarios de los socialistas asegurando que «no compartimos las declaraciones de Santiago Abascal» y ha reprochado su «intento por implicar al PP, de manera burda, en una polémica artificialmente ampliada». 

En un comunicado, el partido presidido por Núñez Feijóo ha acusado al PSOE de intentar «tapar con supuestas reuniones y mesas de diálogo, pero también con presuntas ofensas al otro lado del charco, dos cuestiones»: la votación de la toma en consideración de la Ley de Amnistía en el Congreso y la utilización de un mediador en las negociaciones con Junts y ERC

«No ayudaremos al PSOE a distraer la atención de los españoles. Esta semana el protagonismo no está en lo que dice Vox, sino en lo que hacen los socialistas en el Congreso», reza el texto.

Así, el partido ha zanjado esta polémica asegurando que «de lo que diga Vox hablará el PSOE. De lo que haga el PSOE hablaremos nosotros».

Pese a todo, los socialistas no han dado por terminada esta disputa y han criticado la reacción del Partido Popular tachándola de «insuficiente». Fuentes del partido han declarado a Europa Press que «decir que no se ‘comparten’ unas declaraciones como las del líder del partido neofascista Vox es a todas luces insuficiente».

El PSOE ha insistido en reclamar al líder del Partido Popular «y principal arquitecto de los pactos de los neofascistas españoles», según los socialistas, que «condene las declaraciones y rompa sus pactos con un partido político que día tras día se sitúa en los márgenes de la democracia».