Inicio Actualidad Saúl y Griezmann vengan al Atlético

Saúl y Griezmann vengan al Atlético

Saúl y Griezmann dieron tres puntos fundamentales al Atlético frente al Borussia Dortmund. La victoria, por 2-0, les hace tener un pie y medio en los octavos de final de la Champions League. Necesitan un punto para sellar su clasificación. Pese a las bajas consiguieron un triunfo vital que les deja empatados a nueve puntos en lo alto de la tabla del grupo A con los alemanes, pero estos son líderes por la ventaja conseguida en el duelo de ida.

El Atlético quería resarcirse tras la goleada sufrida en el partido de ida en el Signal Iduna Park. Contaban con bajas importantes como las de Godín, Savic, Lemar o Diego Costa, mientras que el cuadro alemán salía con toda la artillería desde el principio. Entre ellos estaba Paco Alcácer, que no pudo jugar el partido de ida por culpa de una lesión. Pero eso no fue un problema para los locales, sino una motivación extra para salir a por los tres puntos.

Nada tenía que ver este encuentro con el de hace dos semanas en Alemania. Esta vez el Atleti salió más concentrado, más compactado y sin dejar espacios para que el Dortmund pudiese salir a la contra como le gusta. La idea estaba clara desde el inicio, debían presionar la salida de balón desde el comienzo de la jugada e intentar robar. Esa presión alta estuvo a punto de dar sus frutos y convertirse en el primer tanto, pero Griezmann no conectó bien el disparo y el meta detuvo sin problemas.

A diferencia del duelo de ida, esta vez, los pupilos del Cholo se mantuvieron firmes en esa presión hombre a hombre por todo el campo y el cuadro de Lucien Favre no se encontraba cómodo, apenas rondaron la portería de Oblak en el primer tiempo. Mientras tanto el Atlético obligaba a Burki a sacar su mejor nivel para detener sus acometidas, que tuvo su mejor ocasión en las botas de Correa.

Saúl hace justicia

El Atlético estaba siendo superior, rondaba el gol, pero Burki se interponía en su camino. Pero el equipo siguió insistiendo, haciendo su juego, presionando en todo el campo y al final llegó el premio. La jugada empieza con un saque de banda en campo del Atleti y termina con Filipe poniendo un balón atrás que Correa deja pasar para que Saúl remate desde el punto de penalti y, con la ayuda de Akanji, haga el primero.

La diana llegó cuando más control estaban teniendo los alemanes. El tanto les dejó muy tocados y a partir de ahí el equipo de Simeone empezó a encontrar más espacios a la contra y a generar más peligro, tanto que estuvieron a punto de hacer el segundo antes del descanso. Thomas lo intentó con uno de sus zapatazos desde la frontal pero el balón se estrelló en el larguero. Era un continuo asedio del cuadro colchonero hacia la meta de Burki, que se erigió como el salvador de su equipo en los minutos finales del primer tiempo.

Las paradas del meta mantenían vivo a los alemanes al descanso. El Atleti llegó a pedir penalti por un derribo de Piszczek a Saúl en una de las últimas jugadas, pero el árbitro no señaló nada y el Dortmund estuvo muy cerca de empatar tras una buena jugada de Achraf, pero su disparo se estrelló en la espalda de Giménez. Esa fue la única ocasión del cuadro de Favre en un primer tiempo con claro color rojiblanco.

Griezmann sentencia a la contra

En la reanudación, Simeone tuvo que hacer el primer cambio obligado. Giménez se retiró tocado al descanso por culpa de una lesión muscular y Montero entró en su lugar. Pese a tener el resultado a favor, el marcador era muy corto y salieron en busca del segundo para evitar cualquier contratiempo. Correa tuvo el gol en sus botas, pero Burki detuvo el mano a mano con el muslo y volvía a salvar a su equipo.

Acto seguido el Cholo movilizó el banquillo para dar entrada a Gelson Martins por Kalinic. El Atleti tenía el partido controlado, el Dortmund apenas le creaba peligro más allá de un cabezazo de Guerreiro que se marchó alto y bien pudo ser el empate. Los alemanes tenían la posesión pero el conjunto local tenía bien cubiertas las líneas de pase y no les permitía llegar al área.

Al final, en una contra llegó la sentencia por medio de Antoine Griezmann. La salida al contraataque fue letal. Gelson arrancó en su campo, la puso en profundidad para Thomas, que vio muy bien la llegada del francés y se la dio de primeras para que este batiera a Burki en el mano a mano. Una pena esos dos goles encajados en los últimos minutos en Dortmund porque sino ahora estarían peleando por la primera plaza.