Seat se planteará un cambio de sede si pierde la protección jurídica

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha enviado una carta a toda la plantilla de la compañía en la que intenta calmar la inquietud interna ante el conflicto político de Catalunya y deja abierta la posibilidad de un cambio de sede social. El directivo asegura que el traslado de la sede fuera de Catalunya “tendría sentido” en el momento en el que la firma entienda que no dispone de la “protección jurídica” que necesita.

“La estabilidad política, la seguridad jurídica y la permanencia en la Unión Europea son imprescindibles para asegurar la sostenibilidad económica y laboral de nuestra compañía y sus filiales y para mantener la confianza de nuestros clientes y accionistas”, afirma Luca de Meo en la carta distribuida a través del boletín interna que llega a los empleados mediante una app.

Actividad operativa

“Para la compañía, un cambio de sede social estaría motivado por la búsqueda de protección jurídica y tendría sentido en el momento en el que entendamos que ésta ya no se da en el territorio en el que estamos ubicados”, destaca el directivo en la carta. De Meo acaba el mensaje con un llamamiento a la serenidad al indicar que hasta ahora la empresa no ha tenido que tomar “ninguna decisión” porque ha podido desarrollar su “actividad operativa con normalidad”.

Hasta ahora, los efectos del proceso independentista en Seat han sido la pérdida de una producción de 200 coches durante la jornada de paro general del 3 de octubre por problemas de transporte de piezas de un proveedor, lo que obligó a detener la actividad en Martorell de forma parcial, y el aplazamiento de un acto en el que la firma tenía previsto anunciar el nombre ganador de la votación para el todocamino grande que lanzará la marca en el 2018. Entre los nombres candidatos se encuentran Tarraco, Ávila, Aranda y Alborán.

Prioridades

El directivo recuerda que Seat “es una empresa fuertemente arraigada en Barcelona, Catalunya y España”, con una plantilla global de 14.500 empleados, la mayoría de los cuales se encuentran en las fábricas de Martorell, El Prat de Llobregat y la Zona Franca de Barcelona. Ante la “inquietud” que De Meo percibe en la plantilla, deja claro que su prioridad es “muy clara”: “proteger los intereses de todos los que trabajamos en Seat y nuestras familias, así como los de nuestros inversores, proveedores y clientes”.

La misiva del presidente de Seat llega unos días después de que se iniciara una avalancha de fugas de sedes sociales de empresas que hasta ahora estaban ubicadas en Catalunya y de la denuncia que hizo el comité de empresa de presiones de todo tipo para que la filial de Volkswagen deslocalizara su cuartel general. En una intervención anterior, Luca de Meo pidió “cordura y sentido común” para evitar que siguiera adelante la escalada de tensión política en Catalunya y se negó a especular sobre lo que puede ocurrir en el futuro.

Loading...