Secuestrado un cooperante español de Cruz Roja en Afganistán

NIños afganos en un campo de refugiados en Mazar-i-Sharif el pasado 11 de diciembre

NIños afganos en un campo de refugiados en Mazar-i-Sharif el pasado 11 de diciembre

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado hoy que el Gobierno está trabajando para tratar de liberar al cooperante español secuestrado en Afganistán, pero también ha pedido «sigilo» para que las actuaciones lleven «a buen puerto».

En unas declaraciones a los periodistas en Santander, donde se ha reunido con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la vicepresidenta ha dicho que, como en otras ocasiones, todos los servicios y el Ministerio de Asuntos Exteriores está trabajando ya y lo está haciendo sobre el terreno. No obstante, ha apostado por mantener el «sigilo necesario» para que todas las actuaciones lleven «a buen puerto».

También Cruz Roja Española está trabajando «minuto a minuto» con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que la situación del cooperante español secuestrado en Afganistán «termine lo antes posible», según ha explicado el responsable de Inmigración de Cruz Roja, José Javier Sánchez Espinosa, en rueda de prensa.

La Policía afgana informó esta mañana de que el trabajador del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrado el lunes en el norte de Afganistán es español y que está en marcha una operación para tratar de liberarlo lo antes posible.

«El empleado de Cruz Roja secuestrado es español y fue capturado en la aldea de Hussain-Khil, en el distrito de Ali-Abad, en (la provincia) de Kunduz», afirmó a Efe el portavoz de la Policía de Kunduz, Mahfuzullah Akbari, quien agregó que todavía no han identificado a los captores.

Fuentes diplomáticas en El Cairo, donde se encuentra de visita el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, confirmaron que el trabajador secuestrado es español y señalaron a nuestra corresponsal Alicia Alamillos que el secuestrado en el norte de Afganistán se trataría de «un cooperante» de la Cruz Roja Internacional «contratado localmente».

Exteriores intenta comprobar que efectivamente se trate de un secuestro, pues de momento lo que se sabe es que ha sido «retenido», según añadieron dichas fuentes.

Varios cooperantes del CICR fueron interceptados sobre las 11.00 hora local (6.30 GMT) por un grupo de hombres armados no identificados cuando viajaban en dos coches por la autopista que une las ciudades norteñas de Kunduz y Mazar-e-Sharif, dijo un portavoz de la ONG, Ayaz Ahmad Ramin. «Al resto de nuestros compañeros les permitieron marcharse y ahora el CICR está en contacto con autoridades de diferentes niveles y fuentes para asegurar la segura liberación» del secuestrado, detalló Ramin.

La familia del cooperante ya ha sido informada de lo sucedido.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo ayer que está en contacto con la mayor cantidad de personas posibles que puedan tener alguna influencia sobre los secuestradores del cooperante y espera que se logre «una rápida solución» que permita liberarle.

«Estamos extremadamente preocupados por la seguridad de nuestro compañero. Hacemos lo máximo posible para descubrir lo que ha pasado y para asegurar cuanto antes su liberación segura», dijo por la responsable de la delegación del CICR en Afganistán, Monica Zanarelli.

El pasado febrero, cinco empleados afganos del Comité Internacional de la Cruz Roja fueron secuestrados en la provincia de Ghazni, en el sureste del país, y liberados poco tiempo después.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias son a menudo objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones destinadas a obtener un rescate. En uno de los últimos casos hechos público, hombres armados no identificados secuestraron el mes pasado a una trabajadora australiana de la ONG Agencia para la Coordinación de Órganos de Ayuda Afgana (ACBAR) en una zona de alta seguridad de Kabul.

Cruz Roja Española tiene unos 80 cooperantes destinados en más de cuarenta países, un equipo al que se unen otros españoles que trabajan para el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), han señalado a Efe fuentes de esta ONG.

Loading...