Inicio Actualidad Sin Piqué se vive mejor

Sin Piqué se vive mejor

No cabe duda de que Gerard Piqué es un gran futbolista. De hecho, es uno de los mejores centrales del mundo cuando está a su mejor nivel. Sin embargo, su presencia en la selección española en los últimos años ha estado siempre rodeada de polémica. Situaciones que en la mayoría de ocasiones eran propiciadas por el mismo zaguero catalán, que no esquiva ningún charco sino más bien lo contrario. Tras el Mundial de Rusia, Piqué dejó la selección y el ambiente es mucho mejor en el seno del combinado nacional. Hay menos tensión, tanto dentro como fuera, y La Roja lo agradece.

La llegada de Luis Enrique ha supuesto un soplo de aire fresco a un grupo que quedó muy tocado tras todo lo que pasó en Rusia. Rubiales decidió cargarse a Lopetegui y a raíz de ahí se desmoronó el castillo de naipes. España quedó eliminada en octavos de final ante la anfitriona y han pasado unos meses para hacer borrón y cuenta nueva. Se ha puesto a los mandos Luis Enrique, que no podía haber arrancado de mejor manera, y el ambiente está siendo inmaculado entre los seleccionados. No hay malos rollos ni piques innecesarios entre Real Madrid y Barcelona.

Además, el conflicto catalán vuelve a ser noticia por la Diada y otra serie asuntos, un problema político sobre el que Gerard Piqué siempre se ha pronunciado públicamente incluso cuando ha ido convocado por la selección española, dando lugar a debates y al enfado de muchos aficionados, pues el central del Barcelona se ha pronunciado siempre a favor del referéndum en Cataluña y contra el encarcelamiento de los que él llama presos políticos, los Junqueras, Forcadell, Bassa…

Por el momento, todo eso se ha cortado de un plumazo con su salida de la selección. En esta primera concentración tras el Mundial el ambiente ha sido inmejorable y Luis Enrique y los jugadores harán lo posible para que siga siendo así.