Inicio Actualidad Solari blinda al Madrid

Solari blinda al Madrid

Algo ha cambiado en el Real Madrid. O al menos así lo demuestran los resultados, porque el juego ante el Valladolid no es que fuera muy diferente respecto a la etapa de Julen Lopetegui, con el equipo pucelano dominando en el Bernabéu, pero al menos el equipo blanco ganó.

El Real Madrid no solo venció y cogió aire este sábado, sino que por segunda vez consecutiva dejó su portería a cero y eso es un hecho digno de destacar, porque donde más sufría hasta ahora era atrás. Solari construye la casa desde la defensa, algo lógico en un equipo que venía recibiendo muchos goles y que alcanzó su momento más crítico con la ‘manita’ en el Camp Nou.

El Madrid de Solari ganó 0-4 en Melilla y 2-0 al Valladolid en la primera semana del técnico argentino al frente del club. Ahora le queda la segunda, con la visita al Viktoria Plzen y al Celta de Vigo. Hasta ahora, seis goles a favor y ninguno en contra, algo verdaderamente diferente a la última etapa de Lopetegui.

Solari para la sangría de goles

Solari heredó un Real Madrid que había marcado cinco goles en los últimos ocho partidos y, además y lo que era peor, que había encajado 13 goles en esos mismos ocho partidos, recibiendo al menos un gol en seis de los mismos. De repente, tras la sangría goleadora que sufría el equipo, con Solari se llevan dos partidos sin encajar gol.

Si bien ante el Valladolid hubo más componentes que una buena defensa (el equipo castellano-leonés dio dos veces al palo, un componente de suerte que Lopetegui no llegó a tener), al Real Madrid se le vio algo mejor situado en defensa. En la época de Julen la defensa hacía aguas en cada partido y cada jugada rival suponía una ocasión de peligro.

Sin goles en contra con plaga lesiones

Es destacable el cambio tan radical de encajar muchos goles a no hacerlo en dos partidos consecutivos y más cuando a tres de los cuatro defensas titulares están lesionados. Carvajal, Varane y Marcelo no estuvieron ni en Melilla ni este sábado ante el Real Valladolid, siendo Sergio Ramos el único sobreviviente de la zaga.

En este último partido de Liga la defensa la formaron, además del capitán, Álvaro Odriozola, Nacho Fernández y Reguilón. Todos estuvieron bien. Fue la misma línea que jugó en Melilla a excepción de Nacho por el canterano Javi Sánchez, que fue titular en el partido de Copa. Él también lo hizo bien allí y entre todos, con Keylor Navas en la portería del Álvarez Claro y Courtois en la de Liga, lograron que el Real Madrid no encajara ningún gol en dos partidos consecutivos, algo que solo ocurrió una vez esta temporada, en el momento álgido de Lopetegui cuando se ganó 3-0 a la Roma y 1-0 al Espanyol.

Aquella victoria ante el conjunto catalán sería el inicio de la peor racha del Real Madrid en años (la peor histórica en lo que a goles a favor se refiere), cortada ahora con Solari, que lleva dos victorias de dos partidos y algo más importante: blindar al Real Madrid y dejar la portería a cero en sus dos encuentros dirigidos.