Inicio Actualidad Solari, un hombre de la casa

Solari, un hombre de la casa

Solari es un hombre con sello Real Madrid. Futbolista del club en los primeros años del siglo XXI, regresó al equipo blanco una década después para estar estas últimas temporadas a la sombra de todo, especialmente de Zidane, dirigiendo a un Real Madrid Castilla en Segunda B que tiene como gran objetivo nutrir de jugadores al primer equipo.

Allí, en el filial, Solari estuvo dos temporadas completas y parte de una tercera, la cual tuvo que dejar a medias porque el Real Madrid le llamó hace dos semanas. El argentino, bien considerado dentro del club, dio el paso que todo técnico sueña al hacerse cargo del primer equipo por la destitución de Julen Lopetegui. Y desde entonces ha demostrado su lealtad y fidelidad a la institución.

Apuesta por Vinicius, fichaje del club

En sus primeros tres partidos (Melilla en Copa, Valladolid en Liga y Viktoria Plzen en Champions), Santiago Solari ha ido dejando ya algunas pinceladas de lo que quiere que sea su Real Madrid. Por ejemplo, ha recuperado a jugadores que apenas contaban en el pasado y que además eran claras apuestas del club (el caso más claro es Odriozola) pero también ha apostado por futbolistas a los que el madridismo estaba deseando verle.

Vinicius Junior es el ejemplo perfecto, pero no es el único. El brasileño, en tiempos de Lopetegui, entrenaba con el primer equipo y jugaba con el Castilla. Algunas veces iba convocado y directamente se quedaba en la grada. Solari acabó con eso y ya le ha hecho jugar en los tres partidos que ha dirigido. Si bien no es un canterano clásico, Vinicius es un jugador que estuvo en el Castilla y del que su progresión es ascendente también a nivel de organigrama de club. El abrazo que el brasileño regaló a Solari tras su gol al Valladolid refleja la importancia de la figura del argentino en el presdente de Vinicius.

Reguilón da el salto

Además, Solari se ha dejado de inventos y aprovechando la lesión de Marcelo ha dado la alternativa a Reguilón, el lateral izquierdo sustituto del brasileño al inicio de temporada y que si bien Lopetegui contó con él en alguna ocasión, otras tantas prefirió hacer inventos antes que usar al recambio natural. Solari acabó con eso y contó de forma continua con Reguilón, que además siempre ha cumplido y con muy buena nota. Hay grandes esperanzas en el lateral, otro jugador de la cantera que ha roto la difícil puerta del primer equipo y se ha asentado definitivamente.

Por otro lado, Javi Sánchez debutó el pasado miércoles en Champions, en un claro gesto de confianza y premio por su trabajo, y su entrada progresiva en el equipo es también una idea de club, ya que se tiene grandes esperanzas en él e incluso para consolidarse en la plantilla y más con los problemas que existe en el centro de la zaga. Solari le conoce bien, cuenta con él y también apuesta por integrarle progresivamente.

Unido todo ello a la titularidad de Courtois en Liga y Champions, a la apuesta sin fisuras por Odriozola y a la definitiva alternativa de Vinicius, Solari ha demostrado ser un hombre de la casa que además supo muy bien que anhela el madridismo. En forma y fondo.