Sturgeon confía en un reforzamiento del independentismo en Escocia ante el ‘desastre’ del ‘brexit’

5

El ‘brexit’ es un “desastre” y la única solución para Escocia es la independencia. La líder del Partido Nacional Escocés (SNP) y ministra principal de la autonomía, Nicola Sturgeon, lanzó a los militantes reunidos en Glasgow, un mensaje de “esperanza y optimismo”, frente a la “calamidad y “desesperación” que reina en el parlamento de Westminster. En el discurso que puso fin a los tres días de la conferencia anual, Sturgeon reiteró que los 35 diputados que el  SNP tiene en la Cámara de los Comunes votarán a favor de un segundo referéndum para el ‘brexit’, si la pregunta llega a plantearse. “Escocia eligió quedarse en la Unión Europea, no elegimos este fiasco de Westminster” y ahora “se enfrenta a la posibilidad de tener que marcharse contra su voluntad”, señaló. “El ‘brexit’ es un problema serio para Escocia, pero es así por un asunto más fundamental. El futuro no está en nuestras manos, el futuro de Escocia esta en las manos de Westminster y la única solución a eso es convertirnos en un país independiente”.  

Pragmatismo y paciencia

Sturgeon no ofreció ninguna hoja de ruta o marcó plazos para una segunda consulta sobre la independencia, tal y como piden impacientes muchos de sus militantes. El pasado domingo desfilaron por las calles de Edimburgo decenas de miles de manifestantes (más de 100.000, según los organizados) reclamando volver a las urnas. En el referéndum del 2016, el 54% votó a favor de seguir en el Reino Unido, frente al 48% por la ruptura, una cifra esta última que ha bajado y oscila en estos momentos entre el 46 y el 47%, aunque es previsible que con el ‘brexit’ vuelva a aumentar.

Sturgeon pidió “pragmatismo, perseverancia y paciencia” para “persuadir” a los votantes aún no están convencidos de que separarse del Reino Unido es la vía tomar. “Nuestra tarea ahora”, señaló a delegados y simpatizantes, “es reforzar nuestro trabajo y defender nuestra propuesta. Debemos mostrar a la gente que, con los poderes de la independencia, podemos realizar plenamente el vasto potencial de nuestro país y llevar esta idea cada hogar, comunidad y lugar de trabajo en todo el país”. Una vez logrado eso, “el momento de la independencia será imparable”. La ministra principal prometió que tomará una decisión sobre la estrategia hacia la secesión, una vez que estén claros los términos en que se plasmará el ‘brexit’.

Abierta e integradora

El dilema de la líder del SNP es que debe mantener el entusiasmo de los militantes, con la llama viva de la independencia, pero ha de esperar prudentemente. De momento, su popularidad está fuera de cuestión. Después de 11 años en el poder, el SNP tiene una ventaja de veinte puntos sobre los conservadores, sus mayores rivales.  Sturgeon cargó contra el gobierno de Theresa May, “que va de desastre en desastre” y la “caótica” manera en que ha llevado las negociaciones del ‘brexit’. También denunció, el “desprecio” con que May está tratando a Escocia. La ministra principal comparó el contraste entre la visión “insular” y “cerrada” del ‘brexit’, con su visión de sociedad abierta e integradora. Escocia puede ser, “una guía de valores progresistas”, una vez fuera del Reino Unido.

Advertencia del DUP

Las negociaciones del ‘brexit’ siguen en suspenso.  Arlene Foster, la presidenta del Partido Unionista Democrático (DUP), se entrevistó ayer en Bruselas con el jefe negociador de la UE, Michel Barnier. Foster, cuyo partido ofrece un respaldo imprescindible a May en la Cámara de los Comunes, amenazó con oponerse a un acuerdo sobre el ‘brexit’ si eso implica barreras comerciales dentro del Reino Unido. “No puede haber barreras comerciales en el seno del mercado interior británico, señaló.  “No podemos apoyar un acuerdo que abriría la vía a la institución de una aduana o de barreras reglamentarias”, advirtió, a una semana de la cumbre de los Veintisiete, calificada como “decisiva” en el proceso de divorcio.