Inicio Actualidad Taiwán acusa a China de llevar a cabo un ensayo general de...

Taiwán acusa a China de llevar a cabo un ensayo general de la invasión de la isla tras violar su frontera

Las maniobras militares chinas iniciadas como represalia a la visita de Nancy Pelosi a Taiwán son el anticipo de algo mucho más grave. Esa es la tesis en la que trabaja el gobierno taiwanés, que ya ha acusado abiertamente a China de estar preparando lo que sería un ensayo de una invasión real de la isla. Una «fuerte provocación», según la isla asiática, que puede abrir un conflicto militar de consecuencias imprevisibles para el resto del mundo.

Este sábado, el Ejército Popular de Liberación de China ha continuado con esas supuestas maniobras por tercer día consecutivo. Según Taiwán, se han producido varias incursiones de aviones militares y buques de guerra. Algunos de ellos llegaron a cruzar la línea imaginaria en el estrecho, que sirve como frontera natural entre ambos lugares. Durante décadas, esta ha sido tácitamente respetada por China y Taiwán. Después de que Pekín haya decidido cruzarla, en Taipei entienden que está produciéndose un simulacro de ataque frontal a la isla. 

A lo largo de este sábado, Pekín ha lanzado hasta 11 misiles en las aguas del norte, el sur y el este de Taiwán. Uno de esos artefactos ha llegado a sobrevolar la isla, aunque lo ha hecho a una altura que no representaba una amenaza, según las autoridades taiwanesas. Esta operación se suma a la del viernes, que ya alarmó a Taipei por avistar cerca de sus costas a aviones de combate, bombarderos, destructores o drones.

[Nancy Pelosi, toda una vida contra la Muralla China: de Tiananmen a la crisis de Taiwán]

El motivo que lleva a pensar que Pekín puede estar preparando un ataque real es la profundidad de sus incursiones. Si se compara lo ocurrido estos días con la crisis de 1990 entre ambos países, China se ha acercado mucho más a la isla ahora que hace 32 años. Por lo que los lanzamientos de misiles, enmarcados en esas maniobras, tendrían muchas más posibilidades de impactar contra territorio taiwanés.

En un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán ha asegurado que el objetivo de esa simulación de ataque sería un «activo de alto valor«, sin especificar más detalles al respecto. Lo que ha llevado al gobierno taiwanés a emitir alertas y a desplegar patrullas aéreas y navales. Medidas a las que ha sumado la activación de sus sistemas de misiles terrestres.

[China rompe con EEUU en materia de inmigración, cambio climático y cooperación policial]

Fuego real y lanzamiento de misiles

Los movimientos del Ejército Popular de Liberación (EPL, el Ejército chino) se enmarcan en las maniobras militares que lleva a cabo desde el jueves y que se prolongarán hasta el domingo en represalia por la visita de Pelosi. Hasta el momento, estas han incluido fuego real y el lanzamiento de misiles de largo alcance.

Estos ejercicios tienen lugar en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán. Pese a que en los últimos años China ha efectuado otros simulacros en el Estrecho de Taiwán, los de esta semana son diferentes porque «cubren un área más grande, involucran más elementos militares y se espera que sean altamente efectivos», según ha explicado expertos chinos en materia de defensa citados por medios locales.

[El arsenal que China ha desplazado hacia Taiwán: cazas, aviones espías y barcos de guerra]

Taiwán ha descrito la presencia militar china en las citadas áreas como un «bloqueo», y la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, calificó la «deliberadamente elevada amenaza militar» de China de «irresponsable».

China, que calificó la visita de Pelosi como «farsa» y «traición deplorable», reclama la soberanía de la isla. También considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

[Por qué un avispero de drones sería la mejor defensa de Taiwán ante un repentino ataque chino]

Blinken admite el aumento de la tensión

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha reconocido este sábado que las «tensiones» entre EEUU y China «están creciendo». Aunque ha señalado que en momentos de crisis es especialmente importante «mantener el diálogo» y dejar «las puertas abiertas para la diplomacia».

En una rueda de prensa en Manila, en el marco de su viaje por Asia, Blinken ha asegurado que su país y el mundo tienen «un especial interés» en mantener la diplomacia. Por lo que ha asegurado que EEUU ha conservado «múltiples conversaciones» con China, en momentos en que el mundo observa con cautela la escalada de las tensiones tras la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi.

«Creo que mantener el diálogo es incluso más importante cuando las tensiones entre ambos países van en aumento y otras naciones esperan que mantengamos el diálogo«, ha sostenido el alto cargo de la administración de Joe Biden.

Publicidad