Telefónica y las grandes empresas, en alerta por un ataque informático masivo

Grandes empresas han entrado este viernes en alerta tras un ataque informático a la red interna de Telefónica, que bloqueaba ordenadores y exigía pagos a cambio de liberarlos. Este ciberataque ha afectado a otras empresas, según ha confirmado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), lo que ha obligado a las compañías a tomar medidas, como el apagado general de ordenadores, para que no se extienda la amenaza.

Según ha podido saber La Vanguardia, y como medida de precaución y seguridad, los informáticos de Telefónica han recomendado a los empleados de su sede central apagar sus ordenadores para evitar que el virus se expandiera por el sistema. Fuentes de Telefónica afirman que no afecta a su red móvil ni tampoco a sus clientes.

El ciberataque ha afectado a otras empresas

“Las noticias son exageradas y los compañeros están trabajando en ello ahora mismo”, afirmó en Twitter Chema Alonso, jefe de datos de Telefónica. En un escueto comunicado publicado horas después, la operadora explica que “a media mañana de hoy se ha detectado un incidente de ciberseguridad que ha afectado los PCs de algunos empleados de la red corporativa interna” y que “de forma inmediata se ha activado el protocolo de seguridad”.

Según el Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se ha confirmado un “ataque masivo” de ransomware –infecta a la máquina y la bloquea hasta que se realice un pago- a varias organizaciones aprovechando una vulnerabilidad de los sistemas Windows, informa en un comunicado.

Telefónica afirma que no llega a los clientes

“El ransomware, una versión de WannaCry, afecta a sistemas Windows cifrando todos sus archivos y los de las unidades de red a las que estén conectadas, e infectando al resto de sistemas Windows que haya en esa misma red”, recoge el comunicado. En este sentido, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital sostiene que el ataque informático a las empresas “no afecta ni a la prestación de servicios, ni a la operativa de redes, ni al usuario de dichos servicios”. “No compromete la seguridad de los datos ni se trata de una fuga de datos”, complementa.

Empresas como BBVA, KPMG o Santander han desmentido a este medio que hayan sufrido ataque alguno, como se apunta desde la red. Por su parte, Gas Natural y Cellnex, si bien no han sufrido ataques, han decidido activar la “alerta interna”, explican fuentes a este medio.

Peligro en archivos adjuntos

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) está en contacto con las firmas e investigando cómo se ha dado. Afirma que el primer ordenador se ha infectado por la descarga de un archivo adjunto. Por ello, recomienda no abrir archivos adjuntos que vengan en correos de usuarios desconocidos o que no se hayan solicitado, y no contestarlos, sino eliminarlos directamente.

En todo caso, se advierte que no se pague para recuperar el ordenador, ya que “se trata de ciberdelincuentes y no existe garantía alguna de recuperar los datos una vez efectuado el pago”.

La red de los hospitales de Inglaterra, hackeada

Los equipos informáticos de diversos hospitales y centros médicos de Inglaterra también se han visto amenazados por un hackeo. Según han señalado medios locales, hospitales de Londres, Blackpool, Nottingham, Cumbria y Hertforshire, entre otras áreas, han resultado afectados, y muchos de ellos se han visto obligados a apagar sus equipos informáticos.

El sistema de salud público inglés, NHS, ha anunciado en Twitter que se ha visto obligado a desviar las emergencias después de un supuesto ataque cibernético nacional. En un escueto mensaje, el organismo ha dicho: “Estamos tomando todas las medidas preventivas posibles para proteger nuestros sistemas y servicios locales del NHS”.

Las autoridades sanitarias también han pedido a los ciudadanos que eviten contactar con su centro médico “si no es absolutamente necesario” y han difundido un teléfono para atender los casos médicos no urgentes.

Loading...