Inicio Actualidad Teresa Rodríguez y Mireia Vehí, la extraña pareja antitodo en contra de...

Teresa Rodríguez y Mireia Vehí, la extraña pareja antitodo en contra de la reforma del Código Penal

Las pugnas en la izquierda alumbran grandes rupturas y singulares alianzas. Así, Adelante Andalucía, enfrentada no sólo con Podemos sino con los «comunes» de Colau por su apoyo a Yolanda Díaz, acaba de sellar una alianza con la CUP, partido con el que comparte el ideario antisistema y la defensa del derecho de autodeterminación.

Este domingo, y con la actuación estelar del grupo musical Califato 3/4, la CUP y Adelante Andalucía han llevado a cabo un acto conjunto en la capital catalana cuyas protagonistas han sido la portavoz de la formación andaluza, Teresa Rodríguez, y la diputada de la CUP en el Congreso Mireia Vehí.

A modo de marco del encuentro, el lema, en catalán, «andalús i català, pobles germans«, y los mismos mensajes a favor de la autodeterminación de estos pueblos y en contra de la reforma del Código Penal por el que la sedición ha dejado de ser delito y se ha incluido un nuevo tipo, los «desórdenes públicos agravados».

Criminalización de la protesta

Tanto la CUP como Adelante Andalucía se muestran en contra de reformar el Código Penal porque, aseguran, los desórdenes agravados facilitarán la persecución de la «disidencia» y las protestas sociales. «Es un claro símbolo de la persecución de la disidencia y de la protesta, en medio de una crisis económica y social sin precedentes», ha manifestado Vehí no sin antes subrayar que las ventajas para los condenados por el golpe separatista no se deben llevar a cabo «a costa de los derechos colectivos». «Nos espera un futuro de represión, no de emancipación», añadió en una alusión a la propaganda de ERC en torno a la eliminación de la sedición.

Teresa Rodríguez ha coincidido en las críticas de Vehí y ha mostrado preocupación por el futuro de las movilizaciones sociales. Para la política andaluza, «no puede ser que algo que es justo, como acabar con la represión de demandas de libertades (en alusión al golpe de Estado de 2017), vaya a incidir en la criminalización de la protesta«.

Tras los parabienes y elogios mutuos de rigor, ambas dirigentes se han conjurado para fortalecer los lazos de ambos pueblos bajo el prisma del internacionalismo y con el objetivo de tumbar el régimen del 78.

La violencia contra Irene Montero

El acto conjunto también ha tenido el capítulo Irene Montero. Vehí ha denunciado la «violencia simbólica» que dice haber sufrido la ministra de Igualdad. «El debate político no puede pasar por desacreditar a una mujer por con quién duerme o quién es su pareja, porque a los hombres esto no les pasa», ha apuntado Vehí, contraria también a la «ley del solo sí es sí» porque en su opinión, «el punitivismo por sí solo no va a acabar con la violencia machista».

El fin de fiesta ha consistido en un vermut amenizado por los citados Califato 3/4 y el pinchadiscos Set.

Publicidad