Teruel busca subvenciones para consolidar la iglesia barroca de San Miguel

El Ayuntamiento de Teruel ha decidido acelerar los trámites en busca de subvenciones con las que restaurar la iglesia barroca de San Miguel, un templo construido a finales del siglo XVII y cuya recuperación se intentó con un malogrado convento entre el Consistorio y una asociación rumana en el año 2010.

Aquel convenio preveía dedicar esta iglesia al culto ortodoxo. La asociación rumana con la que se firmó el convenio se comprometía a acometer las obras de acondicionamiento del edificio. Sin embargo, seis años después de que se firmara aquel acuerdo, no se cumplieron sus cláusulas. El Ayuntamiento lo dio por rescindido y, desde el año pasado, trata de sacar adelante la restauración de una iglesia de elevado interés histórico-artístico, pero que lleva décadas cerrada y necesitada de un amplio proceso de rehabilitación.

«El edificio no amenaza un riesgo inminente, porque si no habríamos actuado ya desde el Ayuntamiento», ha dicho la alcaldesa de Teruel, Emma Buj. Sin embargo, ha reconocido que la restauración que necesita el templo es cuantiosa y que se van a empezar a buscar subvenciones para realizar una primera fase de obras cuanto antes.

De momento, el Ayuntamiento turolense acaba de aprobar la licitación del proyecto de consolidación de esta iglesia, es decir, la redacción de esa primera fase de rehabilitación.

«En su momento encargamos un plan director en el que se especificaban varias fases que deberían llevarse a cabo en el edificio, y la primera y primordial es la consolidación de la iglesia», ha explicado Buj. Estos trabajos consistirán en asegurar las cubiertas del templo y sus cimentaciones. El problema de raíz está en el suelo sobre el que se asienta el edificio, un terreno inestable que afecta a las estructuras de la iglesia y que ha dañado gravemente sus cubiertas.

Según la alcaldesa, se calcula que esta fase de consolidación costará en torno a 1,2 millones de euros. La cifra exacta se conocerá cuando esté redactado el proyecto que el Ayuntamiento acaba de decidir sacar a licitación.

Emma Buj ha explicado que lo que pretenden es acelerar los trámites, disponer del proyecto técnico de obras y, de esa forma, empezar a buscar subvenciones para llevar a cabo esa primera fase de consolidación del edificio.