Inicio Actualidad ‘The Walking Dead’ 9×09: Un regreso agridulce

‘The Walking Dead’ 9×09: Un regreso agridulce

Tras una decente primera mitad de la novena temporada, ‘The Walking Dead’ ha regresado. Lo ha hecho con un noveno capítulo que prometía presentarnos al principal enemigo de ahora en adelante: los Susurradores. Por esa parte han cumplido, pero la sensación que nos queda tras este episodio es una sensación agridulce.

Una sensación agridulce que centra su principal motivo en la muerte que sufrimos al final de esa primera mitad de temporada (¡cuidado con los spoilers si no vais al día!). Tener que despedir a Jesus, uno de los personajes más interesantes de la ficción de AMC que además no ha sido explotado tanto como se podría haber hecho, no ha sido plato de buen gusto, incluso aunque entendemos que los Susurradores tenían que aparecer con un impacto semejante. Lo entendemos, pero de alguna manera no termina de convencernos. Ya hablamos en su día de cómo ‘The Walking Dead’ se ha acostumbrado a deshacerse de personajes, y de que esto puede llegar a perjudicar a la serie.

Centrándonos por completo en el episodio, tenemos a estos Susurradores como grandes protagonistas. Hemos conocido el rostro de uno de ellos, un rostro en el que Daryl no confía y al que trata de leer a través de interrogatorios violentos y amenazas de muerte. Este personaje no ha revelado demasiado: Daryl y el resto han terminado con sus compañeros, y solo queda con vida su madre. Es uno de los grandes interrogantes presentados, y desde luego tendrá desarrollo.

Por otro lado, Negan. Negan fue el protagonista indiscutible de la séptima temporada, y sus primeras apariciones resultaron emociones e impactantes. Pero en el mismo punto exacto en que ‘The Walking Dead’ se atascó, también lo hizo este personaje. Durante la pasada entrega, se criticó mucho la forma en que se estaba tratando, y para esta novena decidieron darle una vuelta. Los primeros ocho episodios de esta novena temporada fueron casi de redención por su parte, aunque sobre todo hubo reflexión. Para este 9×09, Negan ha vivido un viaje extraño, pero también puede resultar interesante.

Negan abandona Alexandria, con el permiso de Judith (lo que no deja de resultar chocante). Vuelve a su hogar, y por un momento parece que vuelve a ser el villano que conocimos y que apasionó al público. Pero el propio Negan se da cuenta del mensaje que está en el aire durante todo el episodio: fuera de esos muros ya no hay vida para él. Por eso vuelve, y es Judith quien le espera en el camino, en otro momento extraño pero que promete grandes cosas.