Inicio Actualidad ¿Tienes una idea para crear una startup?

¿Tienes una idea para crear una startup?

Según el último titular proporcionado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país es el que peor se está recuperando de la crisis auspiciada por el Covid-19.

Corren tiempos para hacer un ejercicio de resiliencia, agudizar el ingenio e innovar en la búsqueda de salidas al desolador panorama económico que se nos presenta; si para ello estás pensando en crear tu propia startup, en el presente artículo te damos todas las claves para que puedas emprender con éxito.

Principales características de las startups

Con el término startup nos referimos a aquellas empresas de edad temprana, también conocidas como de nueva creación, que se caracterizan en términos generales por su potencial capacidad de crecimiento sobre la base del empleo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Así, toda startup cuenta con las siguientes características:

– Estas compañías se desarrollan en un ambiente moderno, joven y tecnológico cuyo primer objetivo o punto de partida es conseguir financiación para poder desarrollarse y convertirse en un futuro próximo en una pyme o empresa totalmente consolidada.

– Su principal atributo es la velocidad, escalabilidad o capacidad de crecimiento y generación de ingresos de forma rápida y con un mínimo coste de inversión.

– Se basan en la venta de productos o el ofrecimiento de servicios innovadores basados en las tecnologías digitales con el objeto de crear una nueva necesidad de mercado en un entorno digital e interconectado.

– Basan su constitución en una filosofía low cost, siendo habitual que en sus inicios carezcan de sede física o se basen en espacios de coworking, así como de que emprendan campañas de

Pasos necesarios para crear una startup

Si quieres seguir el ejemplo de algunas de las startups españolas de futuro deberás comprobar si tu idea cumple con los siguientes requisitos:

– Debe aportar una solución innovadora y práctica a un problema del día a día o cotidiano, o que responda a necesidades comunes de un gran sector de la población, para tener mayores posibilidades de que tu idea funcione de forma práctica.

– Además de creativa, tu idea debe ser rentable en un corto espacio de tiempo para que pueda experimentar el crecimiento propio de una startup; de lo contrario, quizás el modelo de pyme tradicional o de trabajo por cuenta propia sean más adecuados al desarrollo de tu idea.

– Debes diseñar el crecimiento de tu idea del modo más escalable posible, por ejemplo, partiendo de la creación de una página web o aplicación móvil que a un mínimo coste que sea el pistoletazo de salida a tu negocio; obviamente, la base de este han de ser las nuevas tecnologías.

– Debes planificar tu negocio en términos económicos y fijar objetivos a corto, medio y largo plazo, pues por muy pequeña que sea la inversión inicial supone una aportación económica para comenzar, toda vez que la financiación y su búsqueda formarán parte de la propia idea de negocio.

– Uno de los pilares fundamentales de tu startup será el trabajo en equipo, así como mantener una actitud abierta, compartir sinergias y dejarse asesorar por emprendedores más experimentados; para ello, no dudes en consultar web especializadas en startups, en las cuales podrás encontrar, además, interesantes recursos.

Y es que las nuevas tecnologías no solo han cambiado para siempre nuestra manera de informarnos, comunicarnos y organizarnos en nuestra vida diaria, sino que también han transformado radicalmente los mercados y, en definitiva, la forma de hacer negocios.